Desvaríos de una mente desocupada

José Saramago

No he sido nunca demasiado dada a soñar con personalidades pero, siguiendo la estela de Huma, esta noche me he decantado por soñar yo también con un literato, José Saramago.

Y es que es normal que, siendo como es uno de los autores que más me gustan, tarde o temprano acabase soñando con él. ¿Acaso no les pasa (y nos pasaba) a las adolescentes con los cantantes y actores de moda?

En mi sueño José Saramago era mi amigo, mi protector, juntos huíamos, corriendo por lo que parecía un pueblo pequeño o una ciudad medieval… calles y calles vacías, sólo él y yo, escondiéndonos indistintamente en tabernas y bibliotecas hasta que, en un descuido, apareció un enorme robot cuadrado algo enmohecido, que asestó un golpe mortal en la nuca a mi acompañante. Antes de que me diese tiempo a reaccionar, el robot se había marchado a una velocidad, por cierto, increíblemente alta para el aspecto tan lamentable que presentaba. Examiné el cuerpo sin vida de mi amigo, y comprobé que el robot, al golpearle, le había dejado clavado en la nuca algo parecido a un disquete de 5.25, que no me atreví a intentar extraer, por respeto, supongo.

El robot se había marchado pero, ignorando si volvería o no y temiendo lo peor, decidí que no debía quedarme allí, ni mucho menos abandonar al pobre José a su suerte. Levanté el cuerpo exánime de José Saramago, que resultó ser excepcionalmente pequeño (imagino que mi subconsciente lo dispuso así para facilitarme la tarea) y eché a andar.

Toda la fuerza y la velocidad de que había disfrutado hasta ese momento, se desvanecieron, y desde entonces sólo recuerdo haber soñado con llanto. Un llanto largo, lánguido y amargo, repitiendo constantemente que José no podía morir, que era un hermano, mi amigo, mi autor favorito…

—-

La verdad es que me he levantado triste…

Anuncios

2 thoughts on “José Saramago”

  1. Vaya, con lo que me he reido, qué coraje que el final fuera triste!. Odio los finales tristes (por eso me limito a ver pelis de miedo y de risa). El otro día… bueno, mejor lo cuento en mi blog y no acaparo.
    Con que José Saramago he?, se demuestra que en creatividad me pegas 20 patás, yo es que solo podía soñar con el gran D. Antonio Gala porque no sé qué cara tienen los demás, (tampoco sé bien de qué épocas ni de qué estilos…soy una inculta) aunque a veces las caras me las invento.
    En fin, espero que el sueño continue.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s