Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada

No Pain, No Gain

Sucedió tal y como tenía que suceder. Se cansó de estar sentado, de mirar el tiempo pasar, de tragar por los ojos, de ser impasible, de dejarse arrastrar por las mareas, de recibir un golpe tras otro, de la indolencia de unos, del desprecio de otros, de la miseria del resto. Se dio cuenta de que durante años había sido una criatura inerte, ajena a su propia vida. No hubo detonante alguno, ninguna gloriosa reacción en cadena, ni portazos, ni fuegos artificiales, simplemente decidió echar a andar.

________________________

El hombre de palo siempre acaba por arder.

Anuncios

2 thoughts on “No Pain, No Gain”

  1. Será que en el fondo no era de palo, pero si tardó tanto tiempo en echar a andar no habrá que esperar mucho de él. Eso sí, no creo que “ajeno a su propia vida” y “dejándose arrastrar por las mareas” quiera decir “sin personalidad” porque decidió y lo hizo a su tiempo y bueno, por arder acabaremos todos…

  2. El hombre de palo es el hombre que se sienta y aguanta, que deja su vida a la merced de otros y se deja arrastrar, porque cree que tiene que hacerlo o que no le queda más remedio; no es su sino, es simplemente un conformista.
    Pero cuando su delicado cuerpo de madera se inflama y arde, sale a relucir el fuerte interior metálico de que está hecho, es entonces cuando el viento cambia de dirección.
    Por suerte para él, el hombre de palo siempre acaba por arder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s