Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, Personal

Tsunami

En un mar de días sin nombre, la noche del domingo al lunes resulta ser una ola gigante que me pasa por encima sin apenas darme cuenta.

El día ha amanecido extrañamente calmo, amortiguado por kilómetros cúbicos de agua salada. Pero mis cosas estaban en la playa, y ahora no puedo encontrarlas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s