Personal, Personas (y animales) sorprendentes

¿Fumas?

Vagueando en el sofá, intentando disfrutar de una semisiesta mientras vuelvo a saltarme la clase de ruso… y de repente suena el timbre… Normalmente cuando suena el timbre en esta casa suele ser el portero, y en más raras ocasiones, una monja pidiendo (de hecho vienen monjas con bastante frecuencia…), así que me asomo por la mirilla y vislumbro a una señora bajita que se convierte en una niña de unos 13 años cuando la curiosidad me hace abrir la puerta:

– Buenas tardes, ¿usted fuma?

– Ehm, la verdad es que no…

– Es que verá, mi madre me ha encargado que le consiga dos o tres cigarros.

– Ya, pues lo siento mucho.

– ¿Y no sabrá de alguien que fume en alguna de estas casas?

– Que va, llevo poco tiempo aquí, y no conozco a mucha gente, la verdad.

– Oh, ¿y en su casa no hay nadie que fume?

– Lo siento, no hay nadie más. Hasta luego.

– Adios.

Quizás realmente buscaba tabaco para su madre; quizás lo quería para fumárselo ella; quizás quería robarme el paragüero cuando entrase a por los cigarrillos; o quizás había un par de tipos altos como armarios acechando para robarme el paragüero y hasta el perchero de la entrada… Sea como sea lo cierto es que la situación ha sido de lo más absurdo.

Anuncios

3 thoughts on “¿Fumas?”

  1. a mi me puede la flojera jajaja paso de levantarme si no espero a nadie. Lo de las mascotas es un rollo q no puedas tener, yo no podria llegar a casa y q estuviera completamente vacia, no cuentan las hormigas, moscas y demas insectos jajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s