Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, Personal

En guerra

De noche, con lluvia y los ojos tristes,

a través del doble cristal todos los puntos de luz son suspensivos,

y cada árbol del parque se adelanta a la Navidad,

con un brillo de almíbar pegajoso

que perfora la mirada migrañosa que sólo buscaba descansar.

cazorla

Duelen también las cosas bellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s