Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Personas (y animales) sorprendentes

Domingo de mal tiempo

Compadecerse de uno mismo no está mal si uno sabe hacerlo en su justa medida, lo malo es dejarse arrastrar. En realidad, somos tan mediocres como nos permitimos ser, y lo que está claro es que no es dándonos lástima como nos hacemos más grandes.

Besos.

dscn5051

Anuncios

4 thoughts on “Domingo de mal tiempo”

  1. Me alegra que os guste… En realidad no es nada, sólo una cosa con muchos colorines que queda bonita en las estanterías rústicas del salón. Por el tamaño podría ser una funda de móvil (aunque muy cantosa, la verdad…) El día que me levante especialmente paciente (¿llegará ese día?), haré uno más pequeñito para llevar como brochecito 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s