Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, Personal

Y una caja de aceitunas con vitamina C, por favor

A pesar de que me he pasado los últimos doce días (y sumando) con migrañas intermitentes, la verdad es que las navidades han sido muy divertidas, aunque nada productivas, todo hay que decirlo.

Lyon, la crema de castañas, las canciones en francés, la wii, ghost stories, el chocolate con churros, las campanadas de fin de año, los regalos, libros, el sobrino sentado en la alfombra, el tiburón martillo, el río cargado de agua, el señor despistado de la farmacia…

… y la vuelta a casa.

Anuncios

2 thoughts on “Y una caja de aceitunas con vitamina C, por favor”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s