Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, Embadurnada de harina...

Magdalenas de sabores para un cumpleaños

Hace un tiempo que me ha dado por la repostería, y esa triste oruguilla que antaño hacía bizcochos que no servían ni para pisapapeles, es ahora capaz de hacer hasta magdalenas (¿magdalenas? ¡dios mío! ¿¡eso no es lo que venden en bolsa en los supermercados!?)… no sé si a este paso seré capaz de convertirme en mariposa y de hacer cositas  así, de lo que estoy segura es que mientras más lo intento,  más me gusta ¡¡y más engordo!!

La receta es la receta estándar de un bizcocho de yogur (1 yogur, tres huevos, dos vasos de azúcar, un vaso de aceite, tres vasos de harina y un sobre de levadura), pero con mis adaptaciones.

Mezclamos un yogur griego natural sin azúcar con tres huevos de gallinas criadas en el suelo (mejor si son de gallinas criadas en libertad), y, tomando como medida el vasito del yogur, le añadimos un vaso de aceite de oliva, y uno y medio de azúcar moreno (o hasta dos, si se tercia). Cuando esté todo bien mezclado añadimos tres vasos de harina mezclados con un sobre de levadura en polvo.

Hasta ahí la masa (se le llama masa a esto? ¡qué poca profesionalidad!) básica. Ahora vienen las variantes:

Magdalenas de fresa:

Apartamos un tercio de la mezcla y le añadimos dos o tres  fresas maduras, batimos, ponemos en moldes para magdalenas, decoramos con adornitos de repostería de esos de colores (yo he usado unos que se llaman “Confetti”) para que queden más bonitas,  y horneamos unos 20 minutos en el horno precalentado a 170ºC.

Magdalenas con canela y corazón:

Colocamos otro tercio de la masa en los moldes para magdalena, y a cada una le ponemos un corazón de Schoko-bons (o de cualquier otra golosina chocolateada que nos guste, mini kit-kat, bola de huesito, un bombón… ¡ains, hay tantos!) previamente endurecido en el congelador. Horneamos igual que las de fresa y al sacarlas del horno, las espolvoreamos con canelita.

Magdalenas  de plátano con chocolate blanco

Al tercio de la masa restante le añadimos más o menos la mitad de un plátano madurito (pero madurito interesante, no madurito pocho, ¿eh?), y lo batimos bien. Depués, aprovechando la rabia contenida que tengamos de cualquier cosa, machacamos con un motrtero (o a puñetazos si la rabia es mucha) un trozo de chocolate blanco, que también habremos endurecido en el congelador, envolviéndolo en un trapo para no tener que recoger trozos de toda la cocina. Lo mezclamos bien con la masa, y de cabeza al horno, siguiendo el ejemplo de las demás. Si nos apetece, podemos darles colorcito con una pizca de cacao en polvo.

Y para continuar, se les hacen fotos, se me mandan las fotos, ¡y se comen las magdalenas!

¡Ojo! que lo que para mi horno son 20 minutos para el resto de la humanidad puede ser igual a carbón. Por ejemplo, cuando las recetas dicen 30 minutos, yo suelo necesitar unos 45 (o más), así que si alguien es tan insensato como para seguir mis indicaciones, que pinche las magdalenas de vez en cuando para comprobar qué tal.

(¡Ah, y felicidades, guapo!)

Anuncios

12 comentarios en “Magdalenas de sabores para un cumpleaños”

  1. Mmmme apunto la receta! Qué buena pinta tienen!! Dioooossssssssssss no pongas esas cosas en el blog que llevo tan solo tres días a dieta…. 😦 jeje
    Nos vemos el Domingo!

    Me gusta

    1. A dieta llevo yo desde enero… pero ¡vaya dieta! De momento, lo único que he conseguido es engordar un kilo. ¡Es una ruina!
      Mucho ánimo con la tuya, y espero que tengas más fuerza de voluntad que yo… ¡hasta el domingo!

      Me gusta

    1. Y tan ricas! La verdad es que no es por presumir, pero para ser la primera vez que las hago, me han salido bastante bien, jeje. Eso sí, mi culo está de acuerdo con el tuyo, y lo único que quiere hacer es engordar, sniiifff!

      Me gusta

  2. Hola…entre aqui mas o menos por casualidad…, y es que a mi tambien me ha dado ahora por la reposteria, pero me pongo, y no puedo resistirme y dejarme llevar por la inspiracion, asi que al final le pongo a cada receta lo que me parece..
    Yo tambien hice la semana pasada magdalenas, y aunque segui una receta de bizcocho, le eche en vez de yogurt natural , yogurt de platano. Quedaron deliciosas, y ahora, voy a probar a hacerlas de frutas del bosque, de piña, de kiwi…no se, buscare yogures distintos y probare.

    Me ha encantado la idea de meter algo por medio, yo probe con pasas, y piñones, pero me gusta mas la ide a de una bolita de chocolate o algo asi…gracias.

    Por cierto, las fotos de esta pagina tambien las has hecho tu? me encanta la fotografia…

    Me gusta

    1. Hola, Molly, y muchas gracias por pasar, leer y comentar 😀

      Espero que te salgan muy bien las magdalenas, y si te lanzas a hacerlas de kiwi, piña y esas cosas, me encantará saber qué tal te han ido.

      Las fotos de la página son casi todas mías, sí, aunque algunas de las fotos en que salgo yo las ha tomado mi chico. A mí también me encanta la fotografía, lástima que el día no tenga más horas para poder dedicarlas a hacer mil cosas distintas!

      Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s