Negro sobre blanco, Personal, Personas (y animales) sorprendentes

Adios, José

Ayer, al llegar a casa, me enteré de la noticia, José Saramago había muerto. Para mí, Saramago, aparte de mi autor favorito, era algo más, lo veía, lo veo, como una persona tan sensata, tan coherente… no sólo me apasiona su forma de escribir, también lo hace su manera de pensar, de ver el mundo…

Hace por lo menos nueve o diez años en casa nos hicimos socios del círculo de lectores, y como regalo de bienvenida venía un pack de tres libros: El alquimista, de Paulo Coelho, Donde el corazón te lleve, de Susanna Tamaro, y Todos los nombres, de José Saramago. Recuerdo que de primeras el único de los tres que captó mi atención fue El alquimista, simplemente por la portada tan bonita que tenía.

Un tiempo después, en la facultad, me matriculé en una asignatura, Literatura Comparada, que tenía como proyecto final el análisis (y comparación, claro) de una obra de literatura postmoderna. El profesor nos sugería una serie de obras (Auster, DeLillo,…), y terminaba la lista con un “Cualquier obra de José Saramago”. ¡Plink! Se me encendió la bombillita, consulté, me dieron permiso, hice mi proyecto sobre Todos los nombres, y ahí fue cuando me enamoré… Tengo que buscar si tengo el trabajo por ahí guardado en algún sitio, porque ahora más que nunca me apetece echarle un vistazo y recordar el flechazo.

Luego vinieron más, La caverna, Ensayo sobre la ceguera, Ensayo sobre la Lucidez, El hombre duplicado, Las intermitencias de la muerte, El viaje del elefante y, por último (de momento) Caín. Sin duda mi preferida es Ensayo sobre la lucidez, obra surgida de la pregunta “¿Qué pasaría si de buenas a primeras todos votásemos en blanco?”. Es un libro que da mucho que pensar acerca de nuestra sociedad, de nuestra clase política…

Y bueno, para terminar, si alguien no lo ha hecho aún, leed, leed a Saramago, que realmente merece la pena, de verdad.


Anuncios

3 thoughts on “Adios, José”

  1. Toda una pena que nos haya dejado esta gran persona. Ya lo he comentado por mi blog, pensar que nos ha dejado unas grandísimas obras.

    Miro hacia mi mesilla de noche y tengo dos libros, los dos suyos, Las Intermitencias de la Muerte y Memorial del Convento. El de Ensayo sobre la ceguera fue el primero que me leí de él y me quedé encantada con su forma de escribir, así que seguí comprando!

    ¡Saludos!

  2. Vaya, me siento muy avergonzada, pero no he leído ni una obra de Saramago y eso que he oído hablar de ti. Me has convencido y mi próxima adquisición será un libro de él. Pasearé por la librería , a ver..

    Por cierto, el alquimista me gustó mucho.

    Besicos
    Maria del Mar, aprendiendo a fotografiar y otras cosas 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s