Desvaríos de una mente desocupada, Negro sobre blanco, Un libro al mes

Julio: atando cabos

En este mes he aprovechado para terminar algún libro que tenía empezado, que alguno llevaba ya tanto tiempo en curso que hasta daba vergüenza…

El primero ha sido The Bonfire of the Vanities, de Tom Wolfe, que lo tenía empezado desde el mes pasado. El libro me ha gustado bastante, pero no tanto como para que de vez en cuando no haya tenido ganas de dejarlo y mandarlo a tomar viento fresco, por no decir otra cosa. Y es que para mí ha sido un libro complicado, lleno de jerga y de diálogos escritos casi como transcripciones fonéticas de acentos demasiado cerrados (italianos, irlandeses, sureños gente del Bronx…) como para que alguien con mi nivel de inglés lo entienda sin complicaciones… En fin, obviando ese “pequeño” detalle (si es que es posible obviar un jeroglífico de 700 páginas), la historia es entretenida y engancha, y la verdad es que no me extraña que hicieran una película.  La trama se desarrolla en Nueva York, donde un rocho y exitoso broker de Wall Street tiene un desafortunado accidente en el Bronx, y a partir de ahí se va liando todo, talmente como una película 🙂

Y el segundo ha sido, por fin, The Buddha of Suburbia, de Hanif Kureishi, que ha  esperado desde primeros de noviembre de 2009 (¡¡casi un año, wow!!). La verdad es que no sé porque he tardado tanto en leer este libro, porque realmente me estaba gustando mucho, es la historia de la adolescencia y el paso a la edad adulta de un chico de padre indio y madre inglesa en el Londres de los años 90, tratando temas como el amor, el sexo, las drogas, la ambición, el deseo, la familia… vamos, los típicos temas universales de toda la vida. Este libro me lo recomendaron hace muchos años, y la verdad es que me arrepiento de no haberlo leído antes, porque realmente merece la pena.

Y para terminar, The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy, de Douglas Adams, que aunque en la edición que tengo viene en el mismo tomo con los otros tres libros de la trilogía (trilogía en cuatro volúmenes), en teoría es un libro independiente, así que cuenta, jiji. Hace años “vi” la película, y lo pongo entre comillas porque en realidad caí en un profundo sueño cuando llevaba como 15 ó 20 minutillos nada más, así que ni me enteré… La historia, de sobras conocida, comienza con la destrucción del planeta tierra para construir una autopista intergaláctica, y a partir de ahí va narrando las aventuras de Ford Prefect, un extraterrestre, Arthur Dent, un terrícola al que Ford salva de la destrucción en el último minuto, Trillian (Tricia McMillan), también terrícola, y Zaphod Beeblebrox, un bicéfalo, antiguo presidente del universo. El libro es genial y tremendamente divertido, con situaciones que rozan el absurdo en un universo en que existen los viajes en el tiempo, y donde se pueden recorrer varios años luz en pocos días… Definitivamente recomendable.

Y mientras sigo ya con los de agosto 🙂

Anuncios

1 thought on “Julio: atando cabos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s