Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, Regalos a gogó

Despacito

Despacito sigo avanzando en el tejido, el gorro de Salva, que tres veces maldito sea (el gorro, por supuesto), tengo que volver a empezarlo de cero, porque sigue quedándole grandísimo, de hecho me queda grande hasta a mí, que de pura sabiduría tengo una cabeza XXL especial xD; la malograda rebeca sigue así, malograda, y no dejo de pensar en que el día menos pensado la cojo y la deshago, pero lo cierto es que a este paso me va a quedar como propósito de año nuevo; y aunque he empezado alguna otra cosa que creo que va a ir bien y rápido, de momento lo único que me da alegrías es el chal, que espero (cruzo dedos) tener terminado de aquí a finales de semana…

Definitivamente, lo que más me gusta de tejer es acabar las cosas, y usarlas, y que alguien me pregunte por la prenda y poder decir que la he hecho yo 🙂

¡Aprovecho para recordar el sorteo! Estoy muy contenta porque se ha apuntado mucha gente, y queda todo el día de mañana para apuntarse!

Anuncios

5 comentarios en “Despacito”

  1. jejeje! comparto tu gusto: que te pregunten y decir (toda hinchada por el ego, claro) “lo hice yo”
    por supuesto que también está la satisfacción personal de ser capaz de crear algo bonito y aprovechable partiendo de, por ejemplo, un hilo.
    un besote guapa! y preciosa la foto!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s