Negro sobre blanco, Personal, Un libro al mes

Octubre: por los pelos

Bueno, más que por los pelos, debería decir por los dientes, porque si no es por el rato que me tuvo el dentista esperando, igual no me hubiese dado tiempo de terminar el libro de este mes.

Ha llegado el otoño y se nota que he estado más ocupada, porque sólo me ha dado tiempo a leer un libro, y no varios como otros meses, pero al fin y al cabo ése era el reto, ¿no? Por un lado me he sentido más relajada al leer, porque otros meses a ratos sentía como si corriese una carrera sin meta, pero, como contrapunto, este mes en ocasiones me ha agobiado la lentitud… ¡nunca se puede tener todo!

El libro elegido ha sido, una vez más, de José Saramago, en este caso La balsa de piedra. La idea de la que parte esta novela es la separación de la península ibérica del continente y su posterior deriva por el océano atlántico. Así, con esta excusa, la reacción de los gobiernos y ciudadanos de la (pen)ínsula a este cambio radical sirve de telón de fondo para la peregrinación de Pedro Orce, Joana Carda, María Guavaira, Joaquim Sassa y José Anaiço, unidos por una serie de sucesos fuera de lo común, por España y Portugal. La idea es original, pero a ratos la acción se hace un poco lenta y difícil de seguir. No es ni mucho menos, al menos para mí, la mejor obra de Saramago, y leerla de forma tan espaciada como lo he hecho yo, tampoco es que ayude precisamente.

Últimamente me pasa mucho que me duermo cuando leo, bueno, más bien lo que me pasa es que me dejo dormir mientras estoy leyendo, voy dejando que se me cierren los ojos sin hacer nada por controlarlo hasta que…zzz…caí! El otro día di, a través de Meneame, con esta representación artística de ese preciso momento en que nuestro cerebro pasa de la lectura al sueño (Original de  Sara Cai, aquí), merece la pena echar un vistazo.

Anuncios

3 comentarios en “Octubre: por los pelos”

  1. Pues mira, pricisamente este libro de Saramago nunca me ha llegado a llamar demasiado. Si me tuviese que leer alguno suyo sería El hombre duplicado, que me lo recomendaron hace un tiempo. Tengo en casa por leerme el de Memorial del convento que lo empecé y lo dejé a medias. Pero ahora estoy haciendo descanso de Saramago que no quiero aborrecerlo.

    Y ayer me trajo mi novio el de El talento de Mr. Ripley, que no se lo ha leído pero por dejarme alguno. Ya veré que hago con él!

    Por cierto, no sé si te lo dije ya, me leí el de Rebelión en la Granja, y aunque no sea igual de bueno que el de 1984 está bastante bien y es algo más que entretenido 🙂

    ¡Saludos y siento el comentario tan largo!

    Me gusta

    1. El hombre duplicado está muy bien, quizás me recuerda un poco más al estilo del Ensayo sobre la ceguera, así que me sumo a la recomendación 🙂 Y sí, yo también creo que tengo que desintoxicarme un poco de tanto Saramago, que no quiero acabar empachada 😀

      Estos días apenas estoy teniendo tiempo para leer (para casi nada en general), así que he tenido que bajar el ritmo mucho para poder seguir haciendo vida normal… Precisamente el otro día tuve el de Patricia Highsmith en la mano, y lo dejé, porque no quiero acumular (y porque se acercan las navidades, y algo habrá que pedir!).

      Gracias por el comentario alrgo, perdón por el retraso en contestar ^^

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s