Personal

Días dislocados

Hace unos días y por poco tiempo me he vuelto a incorporar al trabajo fuera de casa. Algo muy normal para mucha gente (aunque cada vez menos, tristemente) que para mí se traduce en un completo descontrol de lo que como, lo que duermo y lo que leo. No me da tiempo de nada, ni de tejer (espero que haya quedada este fin de semana), ni de estudiar… y lo peor es que de aquí a que me haya acostumbrado, volveré a quedarme en casa, porque esto es para pocos días…

Anuncios

3 thoughts on “Días dislocados”

  1. Es lo que tiene trabajar fuera de casa, que cuando llegas no tienes tiempo de hacer nada, hagas el turno que hagas, y si te toca partido ya ni te digo.

    En fin, muchos ánimos, que tener trabajo hoy en día es todo un lujo :)!!

    Saludos!

  2. Gracias por el ánimo! Apenas me dio tiempo de acostumbrarme al horario y a los transportes, cuando se terminó el proyecto… pero vaya, que tenía unas ganas locas de terminar con los madrugones infernales!

    (lo que me va a costar cuando tenga que hacerlo todos los días!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s