El síndrome de las manos inquietas, Personal

De coleccionables y otros cítricos

¡Oh, no! ¡Mi valiosa colección, devorada!

Cada año, al llegar primero enero y después septiembre, los kioskos  se llenan irremediablemente de coleccionables que nos permiten convertir nuestras mejores intenciones de año nuevo y postvacacionales en algo físico, palpable y que coge mucho polvo. Y es que, aquí entre nosotros, que tire la primera piedra quien no se haya pasado una noche de cotillón pensando en grandes miniaturas de pelucas victorianas mientras ahogaba sus penas en balantainconsevenap de garrafón, o quien no haya llorado soñando, bajo el vibrante sol de la costa, con el momento de ir corriendo al kiosko y dejarse embriagar por las maquetas de los váteres de Isabelpreysler y las reproducciones a escala de las más impresionantes cagarrutas de caballo…

Bien, yo no. Pero ahora que he tejido el Citron puedo decir a ciencia cierta que sé lo que se siente… Al principio es fácil y barato (“¿cómo? ¿un monolito a escala por sólo 1 euro? ¡póngame tres!”), las vueltas salen solas y poco a poco, knit y purl, knit y purl, se va formando el dibujo, aquello empieza a cobrar vida, te gusta, te engancha. En relativamente poco tiempo, tu casa de muñecas de la prehistoria va tomando forma, ya no es tan barato como al principio, pero ya que está a medias no la dejas, claro. Y así, lentamente, en horas que parecen días pasa el tiempo, y al final cada vuelta tiene 540 puntos, la última miniatura de colmillo de mamut es casi imposible de encontrar, ¡y cara, caray! pero claro, ¿qué clásica gruta de la prehistoria tiene un sólo colmillo enmarcando su entrada? La tuya no, eso está claro.

Así que nada, haciendo de tripas corazón, he terminado mi Citron, que me gusta horrores, aunque tenga que esperar para estrenarlo, que no se lo recomiendo a nadie que ande escaso de paciencia. Eso sí, es el patrón ideal para las quedadas, es taaaaan aburrido que no da ni para equivocarse y tener que deshacer 😉

La lana que he usado fue regalo de mi amiga invisible de navidad, Marie, y es suave a rabiar… Además, todavía me queda bola y pico, ya veremos en qué la gasto 😀

Anuncios

5 comentarios en “De coleccionables y otros cítricos”

  1. jajajajaj totalmente de acuerdo contigo, fue de lo primero que tejí y me encantó, pero se me hizo tan pesado y le tuve tanta manía que mi madre se encaprichó de el y ahí lo tiene, poniéndoselo en las brisas canarias 😉
    pd: ¿te puedes creer que yo no he comprado nunca nada para coleccionar? aunque no se porque cuando me conocen me regalan buhos, elefantes con trompas hacia diferentes sitios, ranas … quizás piensan que no tengo suficiente buena suerte …
    un abrazo,
    SIONA

    Me gusta

  2. Es muy bonito y alegre. No conozco el patrón pero eso de 540 puntos me echa bastante para atrás. Paciencia tengo poca así que seguramente nunca llegue a mis manos. Me conformaré mirando el tuyo. 😉

    Me gusta

  3. Hola Miso, Me encanta tu blog, de hecho, ahora que vuelvo al trabajo y apenas visito ninguno he procurado suscribirme para no perderme tus entradas. Ma parecen refrescantes, siempre me sacan una sonrisa y desde luego eso es de agradecer. Además admiro mucho tu trabajo, básicamente, porque llevo dos años planteándome comprarme el coleccionable de punto. Un besazo y no nos dejes por favor.

    Me gusta

  4. Yo no soy de utilizar mucho este tipo de cosas, pero la verdad es que, a pesar de resultarte aburrido haberlo hecho, me parece que te ha quedado muy bonito :)!

    Yo tampoco soy de colecciones, reconozco que tengo una pieza de alguna colección (alto, sólo una!) y además, regaladas. Una es un abanico precioso de El Beso y lo demás son minerales que coleccionaba de pequeña y luego pasé a comprarme en tiendas, acaba saliendo más barato.

    ¡Besos!

    Me gusta

  5. Alhana, yo muy paciente tampoco es que sea, pero vaya, de vez en cuando hay que ponerse a prueba, no?
    Esther: muchísimas gracias por seguirme, y también por suscribirte, yo tampoco te perderé de vista.
    Endless, lo mejor es que a estas alturas ya se me ha olvidado lo aburrido que me resultó y casi que podría hacer otro si me lo propusiera.

    Besos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s