El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Paso a paseando, Personal

Imprescindible

Toda tejedora que se precie y que haga largos trayectos en tren, metro, ferry o autobús, suele tener un proyecto fácil para aprovechar esos ratos muertos. Porque no hay nada que odie más una tejedora que ir en el tren cruzada de brazos y piernas, dando cabezadas de sueño, y con el temor de dormirse babeando y roncando en público (esto le pasa a todo el mundo, ¿no?).

Para las que ahora mismo no tenéis un proyecto de estas características, os traigo un pequeño paso a paso para haceros con uno, fácil de hacer, de transportar y de conseguir, ¡y con un resultado espectacular!

1. Espera a que tu casa se quede vacía, o consigue meterte en la casa de alguien que esté vacía (para este paso necesitarás una media negra para la cabeza y ropa en consonancia). Entonces ve armario por armario y coge prestada toda la ropa que te guste, procurando siempre que no sea tuya.

2. Busca una cabaña perdida en mitad de un bosque, enciende la chimenea y un par de velas, siéntate en una mecedora que chirríe y, sin parar de mecerte, empieza a cortar la tela a tiras con unas tijeras grandes, haciendo ovillos. No olvides soltar de vez en cuando una carcajada y repetir constantemente una frase como “gatito bonito, gatito bueno” mientras acaricias el montón de ropa prestada.

3. Aprovecha que estás en el bosque para talar un par de árboles y, con sus mejores y más rectas ramas, tallarte un par de agujas del 200.

4. Listo, ya puedes disfrutar de tu laborcilla de punto cuando vayas de viaje. De hecho, ¡¡puedes aprovechar para montar los puntos en el viaje de vuelta del bosque!!

Anuncios

21 thoughts on “Imprescindible”

    1. Jajaja, pero colándome en casas ajenas para robar ropa sí que me ves, ¿no?

      Eso estaba de exposición en el festival de la entrada anterior, y supongo que la dueña del stand lo tendrá de expo en su tienda… porque lo que es llamar la atención, la llama xD

      Cuando me senté a probarlo me hicieron como mil fotos, y yo con la preocupación de que me tenía que poner el tinte y se me veía la raya… jajaja, un desastre!

      Me gusta

    1. Nada de sólo pose, tejí una fila entera, y creo que todavía me duelen los brazos, jaja. No veas cómo pesaban las agujas!!

      Sagra, yo creo que para tejer lo de antes buscaron un cachas de gimnasio y le enseñaron a tejer xDD

      Me gusta

    1. Hombreeee así visto… igual algún podría encontrar algún rincón entre el monedero, pañales, toallitas, cambiador, colorines, cuadernos, caramelos, llaves, ropa de repuesto…. ya sabes, el bolso de cualquier mami que se precie :p jajaja
      p.d. quiero foto de tu mochila!!1

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s