El síndrome de las manos inquietas, Embadurnada de harina..., La gran aventura sueca, Personal

Kanelbullar

Ni hola, ni adiós, ni por favor, ni gracias. La primera palabra que uno tiene que aprender cuando se viene a Suecia es kanelbulle (kanelbullar, si quieres más de uno).

La primera vez que vine a Suecia me enamoré de los kanelbullar, así que era lógico que la primera cosa sueca que preparase fuesen estos bollitos de canela.

He buscado y leído varias recetas en inglés y en español (si las busco en sueco seguro que acabo cocinando cualquier cosa extraña), y al final me he quedado con ésta, que es la que tenía unas cantidades más razonables (18 unidades en principio, frente a 40 o más que decían otras variantes).

Mis bollitos tienen algunas variaciones con respecto a los del enlace, que son:

  • Por no saber sueco, he usado harina integral.
  • La receta no especifica qué tipo de mantequilla, aunque en otras que he visto siempre se habla de mantequilla sin sal. Yo, por seguir la corriente, he usado la que había en casa, que es media sal.
  • El relleno lleva sólo 40 gramos de azúcar blanquilla, en lugar de 80 de azúcar moreno.
  • No les he puesto barniz: ni yema de huevo con leche, como dice esta receta, ni mermelada, como dicen otras, a mí no me gusta que la comida brille.
  • Y, porque puedo, les he puesto azúcar perla como decoración. Aunque la receta que he seguido no le pone nada, aparte de las perlas de azúcar también se les puede poner almendra fileteada, o las dos cosas, mmm…
A nosotros nos han salido 39 (más del doble de los que decía la receta, no me quiero imaginar lo que hubiera pasado de haber hecho la receta más grande). Y si S. no se quiere llevar un puñado al trabajo, me temo que o los congelamos, o reventamos. Así que si alguien quiere uno, ya sabe lo que tiene que hacer 🙂

Y como frío hace un rato, lo que queda de domingo me acoplo en el sofá, con mi té y con mi bollo, a tejer tranquilamente…

Anuncios

10 thoughts on “Kanelbullar”

  1. ¡me la apunto! últimamente me ha dado por cocinar, así que ya te contaré,
    un abrazo,
    SIONA
    pd: porque estoy lejos que sino me animaba a tomarme el té contigo 😉

    1. La verdad es que salen muy ricos! Aunque a mí, no sé si por la harina integral o por mi poca maña respostera, se me han puesto duros muy pronto, la proxima vez tendré que investigar a ver qué ha pasado… 🙂

  2. Romi, Alhana, Luisa: Gracias! La verdad es que, modestia aparte, me han salido bien ricos… cuando me recupere de los excesos navideños me animaré a hacer más 🙂

    1. A día de hoy a mí también se me antojan, con café, con té, con zumo o con agua del grifo… es lo que tienen las dietas, que dan más ganas de comer lo prohibido!

      Por cierto, Molesko, bienvenido! He visto que tienes un blog recién estrenado, estaré pendiente!

      Saludos!

  3. Mmmmmmmmmm, qué buena pinta! ¿Son los conocidos rollos de canela? Yo los descubrí hace poco en una cafetería a la que me he aficionado a ir y cuando los probé por primera vez me enamoré del sabor con ese toque a canela tan especial (son estos http://www.galeriacosmo.com/rollo-de-canela).

    No sé cómo estarían los que tú preparaste pero tienen una pinta impresionante! La próxima vez que prepares y te vuelvan a salir tantos, te daré mi dirección ;)!

    1. Síi! Básicamente son esos, pero en chiquito 🙂

      Aquellos salieron ricos, pero francamente mejorables, a ver si otro día me animo y hago más (ya te pediré la dirección entonces, jeje!).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s