La gran aventura sueca, Personal

Con buen pie

Atrás queda la vorágine de las fiestas, de los viajes, las visitas, las salidas, las comilonas y el exceso de bebercio, ahora toca centrarse y hacer las cosas bien, porque no basta con hacerse propósitos de año nuevo si no los cumplimos, o con aprender lecciones de año viejo si no nos aplicamos el cuento.

Yo en realidad sólo me he hecho un propósito para este año que entra, porque pienso que, conseguido ese, cualquier otra cosa me será más fácil. Mi propósito es aprender sueco y para eso me he matriculado en un curso intensivo que empieza en dos semanas. Me hace tanta ilusión que no me importa (demasiado) el importante desembolso monetario que he tenido que hacer para matricularme.

Anuncios

6 thoughts on “Con buen pie”

  1. El pago tómalo como inversión… yo tampoco he hecho una lista de propósitos, pero tengo en mente que para este año quiero dedicarme a actualizarme un poco más.

    Saludos y muy buen blog

    Me gusta

  2. Sí, sí, es una inversión, y la verdad es que, desglosado por horas, el curso no ha salido tan caro (yo cobraba las clases particulares casi a ese precio en Sevilla…), pero un poquito sí que pica, sobre todo con lo que le cuesta a veces cobrar sus facturas a esta triste autonomilla xD

    Estoy deseando que empiece mi curso ^^

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s