Negro sobre blanco, Personal, Un libro al mes

Enero: recuperando buenas costumbres

Tal como comenté hace unos días he decidido que este año voy a intentar encontrar el equilibrio entre las cosas que hago. Yo tengo la tendencia a focalizar demasiado (llamadlo obsesionarse si queréis) y cuando tejo me limito a tejer, cuando me propongo leer me leo 5 libros en un mes, y cuando me da por repostear mi báscula se echa a temblar (y mis vaqueros más aún), aunque realmente el problema está en el balance entre tejer y leer, así que he decidido, sin metas especiales, sin cifras ni castigos, intentar hacer hueco para todo lo que me gusta.

Y como de tejer no paro, sirva este post de testimonio de que, al menos en enero, he leído, así que con mal pie no he empezado.

La película no la he visto, y me alegro tremendamente de no haberlo hecho antes de leer el libro. Para mí Tyler Durden nunca tuvo la cara de Brad Pitt (no sabía cuál era el personaje que representaba en la película), así que he podido dejar volar mi imaginación y ponerle una cara que me gustase más (¡¿Más que la de Brad Pitt? pero, ¿cómo va a ser eso? ¿acaso se puede?! Hm, sí que se puede, aunque tampoco ha sido esta la elegida).

El libro me ha parecido brillante, definitivamente una obra que necesitaba ser escrita, de esas que te tienen totalmente desinformada en los primeros capítulos, para luego ir tejiéndose y entrelazándose entre ellos. Recomendable 100%.

Anuncios

12 comentarios en “Enero: recuperando buenas costumbres”

  1. A mí me pasa lo mismo, desde que tejo (y voy en coche al trabajo) leo mucho menos, aunque mis remedios pongo para leer! Por cierto, la película está muy, muy bien, el libro lo tengo en cola, además, el mismo que posteas, con la misma tapa.
    Un saludo!

    Me gusta

  2. Mi combinación perfecta: Libro electrónico, que no tienes q sujetar para q no se cierre, y tejer algo q no necesite demasiada atención (punto jersey o canalé).
    Se va un poquito más lento pero se hacen las dos cosas a la vez y todos (o sea, YO) contentos.
    De hecho una bufanda de lo más simple, a 2×2, y “Dime quien soy” van a crecer juntitos 🙂

    Me gusta

  3. 3 meses después he visto tu respuesta… es q se me olvidó q había comentado……
    No creas q es difícil, es cuestión d práctica. Al principio leía y paraba d tejer sin darme cuenta o viceversa.
    Pero ya t digo q con algo sencillito entre manos se hacen las dos cosas casi por inercia.
    Por cierto, la bufanda d la q hablaba creció por su propio camino. “Dime quien soy” se quedó en la cuneta.

    Me gusta

      1. Pues depende de mi postura.. A veces lo pongo sobre el brazo del sillón, otras sobre las piernas o sobre un cojín para que quede más alto.

        Me gusta

      2. Pídelo! Pídelo! A mí me lo trajeron los QueridosReyesCarlos, y estoy muy contenta con él (con el libro)(y con Carlos).
        Nada sustituirá a un libro auténtico, pero en cuanto te metes es lo que estás leyendo prácticamente se te olvida el soporte.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s