El síndrome de las manos inquietas, Personal

De monos y calcetines

Cuando el diablo se aburre, con el rabo mata moscas, dicen. Yo siempre me he aburrido un montón, no lo puedo evitar, y envidio profundamente a las personas que no se aburren nunca, que cogen cualquier cosilla y están entretenidas horas y horas.
De pequeña era de esas niñas pesadas que nadie quiere tener… Cada vez que me quejaba de aburrimiento (“mamáaaa, me abuuuurro”, os imagináis el tono, ¿verdad?), algo que a pesar de tener dos hermanos ocurría demasiado a menudo, recibía la misma seca respuesta por parte de mi madre: “Cómprate un mono”. No sé si es una respuesta-tipo de todas las madres o si es una exclusiva familiar, pero a base de machaqueo y machaqueo aprendí que la solución al aburrimiento no era otra que comprarse un mono.

Baby ginger monkey
A día de hoy ya no tengo muy claro que un mono en casa sea una fuente de diversión y espectáculos circenses gratuitos pero, sea como fuere, no puedo evitar pensar en uno cuando me aburro. Y resulta que últimamente me aburro de vez en cuando. Del trabajo, como dijo aquel, me estoy quitando, y todas mis actividades y aficiones no son suficientes para llenar todas las horas que tiene el día.
En fin, que me lío, a lo que iba es a que el otro día me aburría y me puse a pensar en monos y, saltando de rama mental en rama mental (yo iba para poeta, ¡qué dominio de la metáfora!) pasé de monos a los horribles monos que la gente hace con calcetines y ya se me fue la cabeza… y… bueno, ¡otro día sigo!

¡Regresa al futuro haciendo click aquí!

I have always been prone to boredom, I can’t help it and I really envy those that never get bored…
I used to be a pain of a girl, one of those nobody wans to have around… When I got bored and complained about it (“Moooooom, I’m booooored”), my mother always gave the same answer: “Get yourself a monkey”. I don’t know whether this is an universal answer or exclusive in my family, but repetition anfter repetition I learnt that the ultimate solution to boredom was a monkey.

Baby ginger monkey

Now I have my doubts about this, maybe having a monkey at home is not the source of nonstop circus entertainment, but I cannot help thinking of monkeys whenever I’m bored. These days I have been thinking of monkeys more often that usually, I’m progressivelly quitting my job and I sometimes the day have more hours than I can fill.
What I was trying to say is that the other day I was geting bored and started thinking of monkeys, which brought me to sock monkeys (those horrible sock monkeys with red lips…), one thing led to another one and at the end… well… more about this some day soon!

Get back to the future by clicking here!

Anuncios

5 comentarios en “De monos y calcetines”

  1. jajajja! de verdad que no son muy “monos”…cuando yo decía “máaaa, me aburroo..” ella SIEMPRE (que no fallaba nunca) me respondía “por qué no te ponés a estudiar?!”…ya ves ¡qué diversión! jajajjaja…lo del mono no lo había oído nunca!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s