¡Abajo la ociosidad!, Personal, Personas (y animales) sorprendentes

The Fall

Llevaba mi chico bastante tiempo manifestándome las ganas que tenía de verla, y yo dándole largas, porque cuando estoy “delicada” de ánimo es muy difícil atinar con una película: si es de risa no me río lo suficiente y está desaprovechada, si es de llorar, pues lloro horas después de que haya acabado y tampoco es plan, si es de miedo ni se plantea y para el suspense no tengo concentración suficiente.

Todo esto en la teoría, y porque en realidad luego veo las películas y me gustan, me abstraen y por norma general me lo paso bien (aunque llore) y siempre acabo preguntándome por qué no veremos más películas (lo dejo por escrito para que conste y sea utilizado en mi contra llegado el momento).

Bueno, pues llevaba tiempo hablándome de la película en cuestión, The Fall, y, de corazón, merece la pena verla, si no por la historia (que puede gustar más o menos), por la imagen (¿fotografía, se dice?). Las localizaciones son de impresión, está rodada en más de 18 países, sin decorados ni cromas, pura belleza.

Dos argumentos, realidad y cuento, que se terminan mezclando, la naturalidad de Alexandria, la niña (impresionante), detalles dejados caer para que el espectador reconstruya el trasfondo de lo que ve, las circunstancias de cada personaje… No quiero entrar en detalles del argumento, sólo recomendaros humildemente que la veáis 🙂

Several weeks ago, my boyfriend started saying that he wanted to see the movie, but I didn’t really feel like it. When I’m a bit low it’s difficult to find a suitable movie: I don’t laugh enough with comedies, I cry too much with dramas, terror films are out of the question and I lack the concentration required for thrillers…

But this is just the theory, because in reality I watch the movies and enjoy them, I get distracted and generally have a good time (even if I cry). In the end I always wonder why is it that wee don’t watch more movies… (I write this here so that it may be held aganist me in the future).

Finally we watched it last Saturday and I have to say that it is really worth watching, if not for the plot (which you may like or not), for the photography. It was shot on location in more than 18 countries: no sets or chroma key, just pure beauty.

Two plots, reality and tale, that intermingle and become one, the acting naturalness of Alexandria (breathtaking), details revealed to let the espectator reconstruct the story, the background of the characters… No spoilers intended here, just a humble recomendation to give it a try 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s