¡Abajo la ociosidad!, El síndrome de las manos inquietas, Personal

Uno menos

Nadie dijo que para deswipizar hubiese que acabar los proyectos, ¿no?

En este caso me he encargado de deshacer, madejar y desrizar el Twenty ten. Es que le he cogido tanta tirria a esta rebeca que al final no he sido capaz de terminar lo poquísimo que me faltaba…

La lana esa naranja tampoco es mi mejor amiga en este momento, así que creo que la voy a confinar una temporada al armario, hasta que surja la inspiración.

🙂

Y pequeña actualización personal: la salud, bien ya; se pasó la fiebre, volvieron (con fuerza) las ganas de tejer y, salvo alguna molestia de vez en cuando, los dolores han pasado a mejor vida. ¡Muchas gracias por todos los ánimos!

Anuncios

7 thoughts on “Uno menos”

  1. A veces, cuando leo tu blog, pienso que tenemos vidas paralelas. Me pasó EXACTAMENTE lo mismo con mi twenty-ten. Palabra por palabra. Me alegro de que te encuentres mejor, no es bueno no tejer.

    Me gusta

    1. No sabes cómo me alegra dar con alguien más que también le ha cogido manía a un patrón. Es que en ravelry, lea por donde lea, todo es bonito y precioso, parece el país de la piruleta! Y me sentía rara, leche, porque a ratos pensaba que era la única que la tomaba en contra de un patrón concreto 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s