¡Abajo la ociosidad!, El síndrome de las manos inquietas, Personal

Pi***tas

La cosa fue algo así:

X: Huy, mirad qué rebequita tan mona.

Y, Z: Sí que es chula, y parece fácil… la podíamos hacer.

M: Es muy chula, sí, pero… ¿os habéis fijado en los botones?

X, Y, Z: No, ¿qué les pasa?

M: Bueno, es que parecen… ¿no lo veis?

X, Y, Z: No, ¿qué parecen?

M: Parecen, ejem, pichitas.

X, Y, Z: ¡Oh!

Y con ese nombre se ha quedado el chaleco, o rebequita: las pichitas. Pues bien, las pichitas (o el pichitas) es un proyecto fácil y rápido, que resulta en una prenda la mar de resultona. Yo la mía creo que la voy a desgastar de tanto usarla, jeje.

La hice con la lana que me sobró de la rebeca de Salva del año pasado, y queda simplemente perfecta (y me sobraron como 20 cm de lana, mi récord, creo).

¡Feliz fin de semana!

Anuncios

12 comentarios en “Pi***tas”

  1. Pues nada, que fue vértela y entrarme una envidia… así que el domingo por la mañana me puse y hoy después de comer la he terminado. Tienes razón, se hace muy rápido y es chulísima.

    Y fíjate por cuánto que resulta que he usado hasta la misma lana que tú. Hace la tira que la tenía y no me cuadraba en nada más, pero para este proyecto es perfecta. La mía es gris. A ver si le hago fotos para enseñarla…

    Por cierto, que he mirado la chaqueta de Salva y también me ha gustado mucho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s