¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Regalos a gogó

Hombros calientes

¡Y acabé! Ha sido un proyecto breve, pero intenso; en la semana escasa que le he dedicado me he planteado unas 3 veces deshacerlo y dejar la lana para otra cosa. Y es que, aunque me gustaba, desde el principio tenía la sensación de que la lana oscura no tenía el protagonismo que me hubiese gustado, de que no se lucía lo que debería, así que de vez en cuando lo aparcaba un rato, lo miraba y lo volvía a mirar, buscaba patrones, volvía a mirarlo, consultaba y acababa retomándolo. Y de repente estaba acabado, y al probármelo ante el espejo ¡puf! todas las dudas fuera. Al no usar una lana con cambios largos de color no he conseguido el efecto que hace tan espectacular al patrón, pero estoy realmente contenta con como queda, tanto del derecho como del revés, y además es tan calentito y tan gustoso de llevar puesto 😀

DSCN7615

DSCN7606

¿Y habéis visto qué día tan bonito hacía esta mañana? Muy frío, pero soleado, estaba el parque a reventar de gente paseando y disfrutando de la mañana. Hemos podido cruzar andando el lago congelado, que será una tontería, pero a mí me ha hecho ilusión 😀

 

 

 

Anuncios

13 thoughts on “Hombros calientes”

  1. Me gusta muchísimo el cuello. Si me vieras tengo una lana color tostado y he sacado mis agujas circulares jejejeje
    A mí tb me haría ilusión cruzar el lago congelado, hasta emocionante
    El día muy bonito y las imágenes preciosas
    Besos
    Emma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s