¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca

Estuche tunecino

Me he dado cuenta de que no tengo un estuche para guardar bolígrafos y, de repente, me hace falta uno.

Si a eso le sumamos que hace más de un año me compré una aguja para aprender a hacer ganchillo tunecino.

Y si lo multiplicamos por el subidón tejeril causado por haber hecho el talón de mi segundo calcetín…

DSCN7632

Me lo estoy pasando, por cierto, en grande aprendiendo a hacer esto 🙂

Anuncios

4 thoughts on “Estuche tunecino”

  1. a mi tb me tienta aprender a hacer ganchillo, cuando acabe todo lo que he empezado lo intentare. oye, y que tiene de especial el tunecino?

    1. Bueno, el gancho el distinto, más largo, y se teje en dos pasadas con las hebras enganchadas a la aguja, como en la foto, en el ganchillo normal no se enganchan. Luego el efecto visual es distinto, aunque en lo mío, siendo negro, no se vea 🙂

    1. La larga cola de cosas por hacer… a mí me gusta purgarla de vez en cuando y, las cosas que veo que ha sobrevivido a varias purgas, ganan prioridad, por valientes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s