¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Negro sobre blanco, Personal, Un libro al mes

De postal

La pequeña macarrilla que siempre he llevado dentro notó que su corazoncito, vestido de cuero y con pulseras de pinchos, se aceleraba cual dedos de guitarrista (por coger uno sueco) al ver el patrón que la chica de Kungen och Majkis había puesto a disposición del personal, gratis y en sueco e inglés. Mis ganas de hacer algo de croché se sumaron a los impulsos macarroides que a veces me dan y el resultado me tiene bien contenta:

Es divertido, fácil y rápido, ¡tres en uno!

Este chal, para mí, viene con canción genial incluida:

Y para completar el post, un libro que me he leído recientemente y que también medio se engancha con la temática del chal: Un lieu uncertain (Un lugar incierto), de Fred Vargas. Mi hermano pequeño me descubrió a esta autora hace años y, aunque no lo leo mucho porque el policiaco no es mi género preferido, lo cierto es que es altamente disfrutable. La novela tiene un poco de todo: asesinatos truculentos a más no poder, tradiciones perdidas en los Balcanes, traiciones y conspiraciones, giros inesperados… ¡hasta gatitos! Y sin llegar a ser negra, yo creo que por la truculencia de los asesinatos llega a un gris oscurete, del estilo de mi Punky.

Por cierto, que acabo de descubrir que Fred Vargas es Frédérique y no Frédéric como yo pensaba… es curioso cómo una se crea en su cabeza una imagen del autor de un libro a partir del contenido del mismo… si el libro hubiese tratado de romance no habría dudado en construir un autor femenino en mi cabeza… Es interesante ver hasta qué punto estamos condicionados por los estereotipos, ¿verdad?

Anuncios

10 comentarios en “De postal”

  1. Yo no tengo el alma tan macarrilla, pero reconozco que me llamó la atención el patrón y me gusta mucho cómo te ha quedado.
    Sobre Fred Vargas, yo soy muy fan. Me encanta el comisario Adamsberg.

    Me gusta

  2. El chal es pura maravilla, yo también tengo una pequeña macarrilla que intenta salir de vez en cuando… lo más curioso es que con la edad , consigue salir cada vez más veces… Tu punto macarrila me encanta!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s