¡Abajo la ociosidad!, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Trota, trota, trotamundos soy

Sewing frenzy!

Antes de irme de vacaciones tuve dos o tres días totalmente obsesivos: me hervía la cabeza de cosas que quería coser y parece que todo era cuestión de “ahora o nunca”. Desde ya aviso de que esta entrada es larga  (es tres en una en realidad) y con muchas fotos, por cierto, así que nadie diga que no lo advertí 😉

Empecé pensando que me hacían falta un par de bolsas para guardar las cosas de punto, porque en casa las tengo en unos cubitos, pero eso no sirve cuando me las quiero llevar a la calle, y la bolsa que me compré se ha convertido un poco en el cajón de sastre tejedora del salón y es donde meto las cosas pequeñas cuando recojo con prisa (o sin ganas, lo que viene siendo el 90% de las veces). En resumen: aprovechando que tenía 4 fat quarters que en su día compré de oferta sin objetivo alguno, encendí la plancha, saqué la máquina de coser y me hice estas dos apañadísimas bolsitas, con sus asas y sus costuras francesas para que queden bien rematadas ^_^

Por otra parte, pensando en la inminencia de las vacaciones me surgieron un par de “necesidades” extra: la primera, esta bolsita para meter los cubiertos de plástico. Noruega es un país caro y, considerando que la gastronomía tampoco es tan tan tan diferente a lo que tenemos aquí en Suecia (en general, porque carne de ballena me niego a comer), el plan era ahorrar un poco cenando alguna vez ensalada del supermercado o cosas así… Si me fuese de vacaciones mañana otra vez no me sentaría a coser una bolsa para los cubiertos cuando podría llevarlos envueltos en un trapo, pero estaba en pleno éxtasis cosedor, casi podría alegar enajenación mental (transitoria, espero), así que la hice y aquí está. Como veis no queda bien al cerrarla, porque la hice ya robando tiempo de preparar las maletas, cenar y dormir, sin pararme demasiado a pensar y la goma no está bien puesta, pero el apaño lo hizo y lo volverá a hacer cuando llegue el momento.

A la segunda necesidad sí que le puedo quitar las comillas: realmente me hacía falta una minibolsa de aseo, no es ni práctico ni higiénico llevar el bolso esturreado de tampones y demás… Para esta bolsita seguí más o menos estas indicaciones:

Y por último, la guinda del pastel. Cada vez que abría el cajón donde guardo mis telas, me miraba (¡poniendome ojitos!) un trozo que me traje de IKEA cuando compré la de mi bolso nuevo. La compré para hacerme otro bolso, más informal, porque a veces una va en vaqueros y sudadera y aun así necesita bolso, pero aún no me había lanzado a hacerlo. Y en medio de mi frenesí costurero se me metió en la cabeza la idea de hacerme una mochila pequeña y sustituir la que ya tenía

Decir que estoy contenta es decir poco, la verdad. Aunque sé que es mejorable -como todo lo que hago, que para algo estoy aprendiendo- estoy gratamente sorprendida por lo bien que me ha quedado. Me gustan mucho las asas: para hacerlas, como no tenía guata para rellenarlas, se me ocurrió usar unas tiras de forro polar que tenía por casa. También lleva, aparte de una entretela fuerte, una capa de forro polar en la espalda, para que quede más mullida y con más estructura. La única carencia que le veo es que no le hice ningún bolsillo en el interior, pero ya se me ocurrirá algo…

Anuncios

10 thoughts on “Sewing frenzy!”

    1. A mí me da pereza… hasta que saco la máquina, una vez que la máquina está fuera, ¡temblad, vecinos, temblad! (de alguna forma tendré que vengarme por las veces que sacan el taladro, el martillo o las dos cosas, ¿no?).

  1. madre de dios ! que manera de hacer cosas! y yo, que tengo una manta cortada y nunca encuentro el momento ara coser!… Felicitaciones, te ha quedado todo muy lindo!

  2. Jo, soy hiperfan de tus labores, qué máquina. Tengo ganas de atacar la máquina de coser y ponerme manos a la obra, pero aún no domino las dos agujas, así que creo que no debo precipitarme, jejeje! Me encanta todo…

    1. Hiperfan! Muchas gracias!! Entiendo perfectamente ese ansia de empezar mil cosas y aprender mil técnicas a la vez, ains… quién tuviera mil vidas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s