¡Abajo la ociosidad!, Construyendo la pirámide, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal

Planes de otoño

Acabada la primera semana de curso puedo decir que he sobrevivido, con mucho sueño eso sí, y con una lista de cosas que he de hacer cada semana que no me la creo ni yo y con una curiosidad relativa hacia los nuevos compañeros (aunque en esto último supongo que es el sueño quien habla).

El semestre pasado me organicé mal, pero mal de cojones, fui de culo prácticamente desde el primer día y así acabé: completamente exhausta, frustrada y bastante enfadada con el mundo (además de deprimida, claro, por eso de los libros de llorar y llorar). Este año he decidido tomar las riendas desde el primer día, empezar a leer, a estudiar, a redactar y, en general, a hacer, antes de que lo pidan en clase. Y es que los profesores serán todo lo profesores que sean, y tendrán toda la experiencia del mundo, pero lo que no tienen es demasiada idea de cómo distribuir la carga lectiva de forma equitativa a lo largo de todo el curso (amén de que parece que se ponen de acuerdo para poner todo lo chungo en los mismos días), así que de esa tarea me encargo yo: yo soy quien marca el ritmo, fuerte al principio y -esperemos- más relajado cuando se acerque el final para poder centrarme en preparar los exámenes tranquila. Cada día empiezo temprano y me he puesto una alarma cañera para avisarme de cuando he de parar.

wpid-2013-09-11-09.25.47.jpg

Si todo sale como espero los fines de semana en principio serán míos y hasta tendré tiempo libre para ir a grupos de conversación, tejer, y hasta para intentar hacer un voluntariado.

Y mientras, en paralelo a la marabunta académica de marras, sigo tejiendo y bastante, además. En mis agujas, a día de hoy, un jersey, un par de calcetines, un cuello y dos chales (los dos verdes, curiosamente), en mi cabeza muchas ganas de empezar más proyectos y mucha ilusión por acabarlos.

Como este gorrito, totalmente improvisado, aprovechando la lana sobrante de las manoplas de totoro. Para evitar que se formase un escaloncito en el cambio de color las hice en espiral siguiendo este tutorial (100% fan!). Y además rápido a más no poder, por cierto: aprovechando que mi primer día de clase concidió con la visita del (risas) ínclito premio nobel de la paz de 2009 y con el caos absoluto en los transportes públicos, decidí desplazarme andando y aprovechar el camino para tejer… también tejí un poquito durante la charla de introducción (mal, lo sé, pero toda la información era repetida del año pasado y prometo que no me vio nadie). El caso que para cuando llegué a casa tenía un gorro nuevo y para cuando mi chico llegó a casa era él quien tenía un gorro nuevo (aunque no haya querido salir en las fotos!).

Y de bonus, con la poquitísima lana que me sobró, me hice esta cinta para el pelo tan salada.

¡Feliz!

Este otoño va a ser de los buenos, ¡feliz fin de semana! 🙂

Anuncios

11 comentarios en “Planes de otoño”

    1. ¿Y si te digo que además iba andando a paso ligero y tejiendo con dos colores? Lo cierto es que es más fácil de lo que parece… Un gorrito es todo del derecho y la lana gordita se trabaja bien al tacto. Lo único que hay que hacer es coger práctica en tejer sin mirar 😀

      Me gusta

        1. Bueno, todo llegará! Yo empecé así, con la tele, y poco a poco fui haciendo otras cosas por probar, como cerrar los ojos un ratito mientras tejía (algo simple, claro) y tejer al tacto. Neuras que le dan a una, que un día me planteé si sabría tejer en caso de quedarme ciega y parece ser que al menos cosas sencillas sí que podría! ^_^

          Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s