¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, Personal

Colores de otoño

Vivir en un país con estaciones (más o menos, porque eso a lo que aquí llaman verano de verano no tiene nada) es una pasada. Yo alucino un poco cada tres meses (más o menos) ¡nieve! ¡flores! ¡sol! ¡hojas!

¡Hojas! Habré dicho unas cien mil veces (¿exagerada yo?) lo mucho que me gusta el otoño: sin duda es mi estación favorita, con el frío que empieza, un punto de oscuridad aceptable, la lluvia, las manzanas… y sobre todo los colores, ¡qué maravilla!

Así que hoy, aprovechando que hacía buen día y que no había ni que trabajar ni que estudiar, nos hemos puesto guapos y nos hemos ido a pasear a un parque y a disfrutar de esta maravilla.

¡Aviso de que éste es un post de poco texto y mucha foto!

 

La belleza del otoño está también en los detalles:

Y aquí está mi pequeña aportación al otoño. Estoy contentísima con este chal, lo he tejido aprovechando lo que me sobró de esta rebeca y ha quedado más bonito que si hubiera ido a buscar la lana ex profeso, en mi opinión. La información sobre el patrón, y las pequeñas adaptaciones que he hecho está en ravelry, el resultado habla por sí solo. Recomiendo a muerte este patrón, es gratis, está bien escrito, se teje en dos ratos… ¡lo tiene todito!

Y con esto ya tengo cargadas las pilas para, espero, toda la semana.

¡Besos!

Anuncios

22 thoughts on “Colores de otoño”

  1. Que paisajes….que fotos mas bonitas….incluida tú. …debe de ser muy bonito donde vives…hiciste bien en irte allí yo también lo haria si pudiera….aqui cada vez vamos a peor. Un beso fuerte

  2. Pues aquí tienes a otra enamorada del otoño, de los colores, las hojas, las manzanas… me voy a ravelry a ver mejor ese chal que tiene muy buena pinta.

    Que envidia me has dado!!! O eres muy buena fotógrafa o el sitio es realmente bonito.

  3. Las fotos son preciosas!

    Yo también adoro el otoño, aquí todavía se está haciendo un poco de rogar, pero ya empiezan a verse las hojas amarillear en el bosque. Y sí, yo también exclamo: “mira las hojas!” cada vez que voy por la carreterita del pueblo, que es un caminito de árboles.

    1. Gracias!!
      Yo no le hago ascos al verano tampoco, eh? pero fuera de Andalucía… prefiero pasar un invierno en Estocolmo que dos semanas en Córdoba en agosto 😛

    1. Lo del crujir de las hojas es una maravilla, y un poco más adelante, cuando se hielan durante la noche… ains, ese crujidito es mágico!

      Porqué me gustará tanto cómo crujen las hojas, el hielo, la nieve, etc. pero el crujir de una cucaracha aplastada me da escalofríos y todo¿

  4. Humm, mi estación favorita, preciosa para ir de monte… Qué fotos tan guapas! Por aquí aún no está tan avanzado el otoño. Yo con lo que tengo curiosidad es con lo del sol de medianoche y todo eso de Suecia diferente a estos lares. Me guardo el patrón, que se ve precioso con esa lana. Gracias

    1. El sol de medianocha aquí tan al sur no nos llega, para eso hay que ir al norte de Suecia… aquí no se hace de noche en los días cercanos al solsticio, pero aún así es espectacular 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s