¡Abajo la ociosidad!, Negro sobre blanco, Personal, Un libro al mes

Novela gráfica

Esta semana ha sido de mucho leer y mucho escribir de lo leído: entre lo que tenía pendiente de publicar y lo que he terminado esta semana me ha dado para hacer un pleno, 5 días, 5 libros. Se hace un poco raro, supongo, para los que vienen buscando temas de punto, o de costura, en algún momento he pensado que debería abrir un blog nuevo pero no lo voy a hacer. A mí personalmente me gusta el blog como está, son mis cosas y me gusta tenerlas juntas y, aunque entiendo que alguien vea que me paso una semana escribiendo de libros y decida dejar de leerme porque no le interesa (o viceversa), lo cierto es que prefiero tener un blog un poco revuelto a dos casi abandonados…

Lo que sí procuro hacer es asignar a cada post las categorías que le corresponden, como El síndrome de las manos inquietas o Negro sobre blanco, algo es algo, ¿no?

A lo que iba es a que voy a cerrar la semana con un libro más, en este caso una novela gráfica, My Friend Dahmer, que vi recomendada en el blog de El descodificador y que más que leer prácticamente me he bebido…

Se trata de una narración, desde el punto de vista de un amigo y compañero de clase, de la difícil adolescencia de Jeffrey Dahmer, que acabó convertido en un asesino en serie, el carnicero de Milwaukee, que asesinó y desmembró a un total de 17 hombres y adolescentes.

Supongo que lo primero que me llamó la atención sobre el libro es esa curiosidad morbosa que nos hace quedarnos viendo Crímenes imperfectos, aunque sea truculento y desagradable… Esa curiosidad no duró demasiado, la verdad, lo que me hizo decidirme a ir a la biblioteca a buscarlo (¿he dicho ya que adoro la biblioteca pública de Estocolmo? ¡Lo tienen todo!) fue la curiosidad por ver qué sentía yo (¿empatía, pena, rabia?) al leerlo.

Derf Backderf, el autor, avisa en el prólogo que no se ha de sentir empatía por el personaje, sino, como mucho, pena, y ése es el sentimiento que a mí me ha transmitido (en mayor porcentaje al menos). Aunque Jeff Dahmer estaba desequilibrado y tenía numerosos trastornos, y la responsabilidad de sus crímenes recae obviamente exclusivamente sobre él, la premisa de Backderf es que, si los adultos hubiesen visto o prestado atención a lo que él y otros amigos notaban en Dahmer, a lo mejor la cosa no hubiese sido tan horrible.

Durante los años de instituto Dahmer era un paria, cuyo único medio de “integrarse” (comillas, muchísimas comillas) era ser el payaso de la clase. Hasta tal punto que en alguna ocasión le pagaron por hacer payasadas y entre ellos llamaban “hacer un Dahmer” a imitar sus gestos y frases cuando éste parodiaba bien a su madre cuando tenía ataques, bien a un decorador con parálisis cerebral que trabajaba para la familia.

Poco a poco los compañeros (que realmente nunca llegaron a ser amigos de verdad, sino simplemente “amigoides” o algo así) se dan cuenta de que hay algo que no está bien dentro de la cabeza de Dahmer y lo van dejando de lado. Al acabar el instituto, cuando cada uno marcha por su lado y Dahmer se queda sólo en casa, se puede decir que Jeff Dahmer muere y nace el carnicero de Milwaukee. Ahí es donde acaba el libro.

Mi opinión es que la novela no puede ser más recomendable, empezando por la historia y por cómo está contada, y acabando por las ilustraciones. Yo no entiendo mucho de cómic, pero el estilo del dibujo (mi cabeza quiere definirlo como underground, pero a saber) le da mucha fuerza a la trama, mucha.

Luego, bueno, cada uno es libre de leer lo que quiera, y entiendo que hay gente que prefiere no saber o no entrar en detalle. Para esas personas diré que el libro no tiene violencia gratuíta ni excesiva, que el punto de vista del autor y narrador es el de, creo, una persona que intenta explicarse a sí mismo cómo una persona a la que conoció acabó siendo un terrible asesino en serie. Yo también era de las que preferían no leer según que cosas, o visitar según qué sitios, ahora creo que lo mejor es conocer, mientras más, mejor.

Anuncios

12 thoughts on “Novela gráfica”

  1. Me lo apunto, voy a ver si hay versión en castellano…si te sirve de algo tú blog es perfecto para mí porque me encanta el punto, la costura y leer…Yo estoy ahora con La ridícula idea de no volver a verte de Rosa Montero y me lo estoy bebiendo literalmente 🙂

    1. Hay versión en castellano ^^

      He oído hablar alguna vez de ese libro, pero creo que me han dicho que es triste y… ains, de llorar no tengo ganas 😀

      Muchas gracias por el comentario! 😀

  2. A mí me gusta tu blog, tal cual, hablando de punto, costura, libros o lo que tú prefieras, para eso es personal, no ?
    El tema del libro parece muy interesante, pero ahora mismo necesito algo más optimista para leer. Me lo anoto de todas formas
    Besos
    Emma

  3. A mí me gusta tu blog así, con todo mezclado, igual es porque yo también lo mezclo todo. Y cada uno que lea las entradas que le interesan más. 🙂

    1. ¡Gracias! A mí me gustan en general los blogs de batiburrillo, los que van siempre siempre de lo mismo no me enganchan tanto y acabo mirando las fotos sin leer apenas 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s