¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, Personal

¡¡Día de aguacates!!

wpid-img_20140507_090657.jpg

 

* Foto “artistificada” para disimular mi incapacidad de fotografiar un objeto inanimado sobre fondo blanco.

 Para mí, un día de aguacates es un día feliz, al menos con respecto a la comida: ¿el sushi está rico? Sí, pero con aguacate, más. ¿Las ensaladas están ricas? Sí, pero con aguacate, más. ¿Los tacos están ricos? Sí, pero con aguacate, más… ¿Sigo? mejor no, que no se me ocurren más cosas que mejoren con el aguacate, pero la idea está ahí: los aguacates molan.

Y si molan para comer, también molan para llevar. Lo pienso yo y lo piensan los señores de Drops que han bautizado uno de los colores de Fabel con el nombre del plato aguacatero por excelencia: el guacamole. Y de esa lana ha nacido mi cuarto par de calcetines.

Los guacalcetines (ba dum! tssss) no siguen un patrón fijo, sino que he ido picoteando de aquí y de allí para ir construyéndolos. Obviamente de especial no tienen nada; aparte del talón reforzado lo único que he hecho es aumentar en la caña para que la pierna me entre bien, y, con el mismo objetivo, tejer toda la franja trasera (del talón hacia arriba) en punto elástico 1×1.

Contenta estoy a más no poder: ¡los primeros calcetines que me quedan bien!

Vacíos por un lado, y rellenos de mí por el otro.

No sólo me gustan y me quedan bien, sino que además han sido rápidos de tejer (sólo entre aviones y trenes para llegar a Córdoba ya me despaché uno casi entero), por lo que mi fiebre calcetinera se ha disparado. ¡Motivación a tope!

Anuncios

10 thoughts on “¡¡Día de aguacates!!”

  1. Hola! te leo mucho y nunca comento (me encanta tu blog, obviously), pero esta vez has dicho una cosa que me lleva rondando unos días por la cabeza y no sabía si iba a poder hacer. Has dicho que tejes en los aviones? acabo de volver de amsterdam y el vuelo me resultó muy aburrido, y no dejaba de pensar en lo que podría estar adelantando mi labor abandonada en casa esos días por miedo a que me quitaran las agujas en los controles del aeropuerto. ¿Es posible entonces? ¿O son agujas especiales? La verdad es que nunca lo había considerado, pero este verano me voy a japón y el vuelo de tropecientasmil horas me da una pereza…

    1. Yo de momento no he tenido nunca problema (ni conozco a nadie que lo haya tenido), al menos dentro de Europa. Lo único que me han dicho alguna vez es que dejara de tejer durante el despegue, pero aparte de eso, nada.
      Ya te digo que en Europa no he tenido problema con agujas metálicas, pero para asegurarte de que pasas el control de seguridad con las agujas yo te recomendaría agujas de bambú o plástico mejor que metálicas y, a ser posible, unas a las que no les tengas demasiado apego, por si acaso te las confiscan. Y lo mismo con la labor, mejor algo no complicado y con una lifeline ya insertada, para no perder los puntos si tienes que deshacerte de la aguja…
      O si tienes desmontables, la gente suele camuflar las puntas metálicas en un estuche con bolis 🙂

      Gracias por pasar y que sepas que tu viaje a Japón me mata de la envidia!!

    1. Me pasa igual, podría tomar guacamole a diario!

      A mí me ha costado cogerle el punto a los calcetines, pero una vez pillado, ¡vaya enganche!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s