¡Abajo la ociosidad!, El síndrome de las manos inquietas, Personal

Para presumir hay que sufrir

Título alternativo:
Métodos de tortura medievales tejeriles: cierre con icord.
Poco a poco voy cerrando con icord los puntos de un bolso… Y aproximadamente cada 20 segundos me pregunto a mí misma por qué me torturo de esa forma…
La respuesta la tengo ante mis ojos: ¡¡queda taaaaan bonito!!

image

Anuncios

11 comentarios en “Para presumir hay que sufrir”

    1. Yo creo que me entra el nervio al final de los proyectos y todos los cierres se me hacen pesados… el icord que es más largo, ni te cuento 😀

      Y gracias por lo del blog!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s