¡Abajo la ociosidad!, El síndrome de las manos inquietas, Regalos a gogó, Visicitudes de una tejedora novata

Natural

Hace unos meses, en la tienda de segunda mano en la que trabajaba como voluntaria, topé con una madeja nuevecita de Artesano Aran al disparatado precio de 20 coronas (unos 2,2 euros). Todavía no estaba intentando reducir mi stash a un volumen manejable, así que no opuse la menor resistencia y me la traje a casa, sin proyecto asignado ni perspectivas de tenerlo.

Durante el tiempo que ha durado la obra del infierno mis lanas han estado a buen recaudo, protegidas de la suciedad y el polvo, con la única excepción de las lanas que estoy usando para tejer la Miriam (oh, eterna y pesada miriam). El fin de semana pasado, con la idea de motivarme un poco más y aprovechando que las aguas vuelven a su cauce tras la obra del infierno, me puse a maquinar y, de repente, el flechazo: lana mira a patrón, patrón mira a lana y se dan cuenta de que están hechos el uno para el otro…

Dicho y hecho (más o menos). He tardado una semana entera en tejer 170 metros de lana (señal de que mi pereza tejeril es grande), pero ha merecido la pena.

Por cierto, mi stash suma ahora mismo 28.508,5 metros… baja despacio, pero baja. ¡Algo es algo!

He hecho una variación porque, en lo relativo a tejer, el icord es la cosa que más odio en el mundo, me resulta totalmente insufrible. Por suerte existe el icord de pacotilla con aguja de ganchillo, que es más sencillo, fácil y bonito y, a mí al menos, me queda mucho más pulido. Lo malo es que no me ha llegado la lana para acabar el remate, así que he tenido que descartar mi idea inicial de guardar el cuello para regalarlo, qué le vamos a hacer.

Por cierto, soy lo peor del mundo tejiendo bolondritos de esos, me han quedado horrorosos y me he pasado 20 minutos después de acabar de tejer recolocándolos con la aguja de ganchillo para que queden mínimamente aceptables.

Y ahora, vuelta a la miriam y al pentakal, ¡a ver si el fin de semana estreno!

Anuncios

2 thoughts on “Natural”

    1. Las indicaciones las saqué de un foro en inglés. Básicamente consiste en hacer tres vueltas de puntos bajos con un ganchillo mayor que el que pida la lana 🙂

      Do you like the look of Icord? Because I do an I-cord “cheat” when I’m low on yarn and patience. Basically, I get a crochet hook a bit bigger than what’s called for for the yarn and I slip stitch bind off (or pick up and slip stitch, depending on if it’s a live or a finished edge) all the way around. Then I turn around and work back again through the bottom loop of that chain I just slip stitched around the edge (or continue around again if it’s worked in the round). It presses the two chains up against each other and makes a rounded edge, and if the chain is soft enough it won’t negatively bind up the edge.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s