¡Abajo la ociosidad!, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal

¡¡Tiempo libre, ven a mí!!

Aquí en Suecia el colegio acaba antes que en España, en concreto, dentro de dos semanas escasas. Las últimas semanas han sido puro estrés de exámenes, recuperaciones e historias varias, culminadas en la reunión de hoy para poner las notas. Y, aunque todavía queda un poco de trabajo por delante, algunas recuperaciones que hacer y cabos sueltos que atar antes de que las actas se cierren definitivamente la semana que viene, “lo gordo” está ya quitado de en medio, ahora sólo quedan una serie de actividades en las que participaré pero que, por suerte, no tendré que organizar.

Y a medida que voy completando la lista de cosas que tengo pendientes en el trabajo, va aumentando la de cosas que quiero hacer en mi tiempo libre (y en consecuencia va aumentando la necesidad de tiempo libre).

Llevo un montón de días liada con el test de un top de punto para Devanalana. Lo que en principio era un proyecto rápido, yo solita lo he convertido en uno lento al usar un hilo más fino y agujas más pequeñas. Ahora que me queda francamente poco (de hecho espero acabarlo mañana, aprovechando que voy medio de excursión con el colegio) sólo puedo pensar en las muchas otras cosas que quiero empezar… el ataque de la temida startitis.

Después de un parón lector (aunque hay un par de libros que, por pura pereza, no he comentado por aquí) el otro día fui a la biblioteca de nuevo y me traje una pequeña montaña de libros. Ayer mismo empecé con The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society, una novela epistolar ambientada en Londres tras la Segunda Guerra Mundial. De momento llevo poquito, pero me está gustando mucho, mucho.

Y la costura… la costura va a ser mi perdición. Estoy segura de que moriré enterrada en telas un día cualquiera que me dé por abrir un altillo. No hago más que comprar y comprar (es que es tan dificil resistirse! me entendéis, verdad?), y tengo acumulada tela para, entre otras muchas cosas,  un par de vestidos que me gustaría estrenar* pronto y una seda (seda!) para hacerme un vestido para una boda que se celebra en un mes… La seda me mira, provocando, aunque yo de momento me limito a observarla desde la distancia, a pensar en ella y a coserla en mi cabeza… ¿me veré de compras urgentes a dos días de la boda?

*¡Ojo! Que digo estrenar, cuando la tela no está cortada ni el patrón dibujado, si eso no es vivir soñando…

¡Saludos!

Anuncios

1 comentario en “¡¡Tiempo libre, ven a mí!!”

  1. Viendo las cositas que has hecho, creo que ya estoy impaciente por ver ese vestido de seda. ¡Qué envidia! Mi sueño siempre ha sido aprender algo de patronaje, porque ideas no me faltan… Pero, ¡maldito tiempo! Entre mil cosas, es imposible llevar a cabo todo lo que se me viene a la mente 🙂

    Te sigo 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s