Cámara en mano, Construyendo la pirámide, De vaqueros y segundas oportunidades, Desvaríos de una mente desocupada

¡Fracaso absoluto!

Hace dos semanas que empezaron las clases, con todo lo que eso implica, y a día de hoy estoy completamente exhausta. Los primeros días de clase son cansados, hay que organizarse, planificar, fotocopiar, mover mesas y sillas, colgar pósters, recordar nombres, aprender nombres nuevos… En general me está costando bastante recuperar el ritmo y reacostumbrar a mi cerebro a usar el sueco 8 horas al día (puede ser que además influya el hecho de estar empezando una dieta, a saber…).

Y por las tardes, con el cansancio por un lado y con la inactividad general que se registra en “mi internet” por el otro (España sigue de vacaciones y tal), me siento poco inspirada para hacer cosas. Leo un poco en sueco, juego a tonterías con el móvil, a veces me arrastro hasta el gimnasio…  ¡diversión en estado puro!

Pero hoy es domingo, los fines de semana la dieta es menos dieta, está haciendo un tiempo espléndido y después de un señor sábado hoy estoy bien motivada y bastante llena de energía.

Y me he acordado de una entrada que tenía pendiente…

Mi gran fracaso del verano, la camiseta de abuela que no se pondría ni la más casposa de las abuelas…. ¡mi top sculpture!

El día en que decidí hacer de mi tarde una tarde especial pasé por la tienda de telas y me regalé un pequeño tesoro:

wpid-img_20150428_173509685_hdr.jpg

Esa tela de rayas me prometió cosas que no ha cumplido… A pesar de haberle dedicado horas y mimos la muy cabezota no ha querido convertirse en lo que yo quería, así que, como castigo, la he dejado sin rematar (porque.. ¿para qué?).

Alguna vez me han dicho que tengo verborrea blogueril, así que no me enrollo más, pongo las fotos y dejo que veáis lo bien casadas que están las rayas, lo exquisito de mis costuras francesas… y la patada en el culo que me da el top cuando lo llevo puesto. Lo que no se ve, y eso lo cuento yo, es que las sisas me tiran cuando muevo los brazos y que el cuello rematado con un dobladillo me parece una aberración.

En mi próxima actualización, espero poder enseñar algo más decente, jeje!

¡Feliz domingo!

Anuncios

8 thoughts on “¡Fracaso absoluto!”

  1. En mi humilde opinión, si estuviese planchadita(no se si es posible, claro) y no se te diese mal, la camiseta mola. Más suerte la próxima vez, enhorabuena por tu blog.

    1. La tela plancha bastante bien (está así de arrugada porque estaba hecha una bola en una bolsa), pero es que ni planchada, no tiene salvación… porque no es sólo como queda puesta, es que es incómoda… las sisas, por ejemplo, tiran un poco si muevo los brazos un poco más de la cuenta 😦

      Muchas gracias por tu comentario!!

    1. La verdad, es que pocos sculptures he visto que me hayan gustado… Y aunque en costura ya tengo asumido que no siempre se puede ganar, la verdad es que me da rabia, porque casar las rayas me dio mucho trabajo 😦

    1. A mí complicado no me resultó (exceptuando lo de casar las rayas resbaladizas y el hecho de que no me leí las instrucciones del cuello!), pero el resultado queda tan mal y es tan incómoda…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s