¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes

Perfecto

Después de la suecada de anoche (que no sólo es una reflexión ligeramente postetítilica, sino también mi tonta forma de reivindicar este espacio que a veces siento que se me escurre de las manos) vuelvo a escribir en español y a escribir acerca de algo más habitual en este blogcito.

🙂 🙂 🙂

Tengo una relación de amor profundo con mi nuevo vestido, por varias razones.

La cosa es que he engordado. No una barbaridad, pero lo suficiente como para replantearme algunas prendas de momento. No suele pasar muy a menudo que, habiendo engordado, alguien crea que has adelgazado así que el día que pasa, te aferras al vestido que llevas puesto como si fuera el único que existe.

No soy la única, ¿verdad?

El vestido en cuestión es uno que me regaló Salva por mi cumpleaños, concretamente éste:

DSCF1112

Tiene exactamente lo que necesito: falda de media capa y parte de arriba entallada hasta la cintura.

En esas estaba yo, intentando recordar dónde había visto yo un vestido así, cuando me vino de golpe: no había visto uno, sino varios, y todos ellos los había visto en el blog de Sonia, la pequeña aprendiz (que debería casi cambiarse el nombre, porque a estas alturas es más maestra que aprendiz, ¿verdad?). El patrón es el Lady Skater dress, de Kitschy Coo, aunque para mí ahora es “el patrón perfecto”, sin más.

El segundo flechazo vino por la tela, que la compré en Córdoba, en un tienda de telas que está en la misma calle que vive mi madre y ¡a la que NUNCA había entrado! Y no había entrado porque es la típica tienda que así a priori no me llama la atención: están especializados en telas de novia, madrina y fiesta, y por esta razón es cara y los rollos de tela están detrás del mostrador. Además es la típica tienda donde normalmente hay un señor muy rancio o una señora muy siesa atendiendo.

Pero un día, cuando iba a comer con amigas pasé y una tela en el escaparate me atrapó en sus redes. Entré aunque no pensaba comprarla entonces para preguntar el precio y tal y, aunque era cara, prometí volver al día siguiente a llevármela. Juro que el hecho de que en lugar de el señor rancio o la señora siesa hubiese un buenorro de 30 años no tuvo absolutamente nada que ver.

Y del patrón perfecto y la tela ideal nace mi vestido favorito de todos los tiempos. Antes de coserlo hice un vestido de prueba en una tela de sudadera fina que tenía por casa, vi que me quedaba clavado y metí la tijera en mi fabuloso punto roma casi sin pensarlo:

El patrón es perfecto y todo queda como tiene que quedar. En mi caso tengo una mini-mini chapucita porque las costuras de uno de los laterales no han quedado completamente casadas, tendré que vivir con ello:

Las únicas alteraciones que le he hecho (si es que se les puede llamar alteraciones a estas minucias) están en el remate interior de puños y cuello. Como no dispongo de remalladora no puedo hacer esos remates tan pulidos, así que tengo que buscarme la vida. También corté las mangas francesas unos 3 cm más largas, ya que soy de brazo extenso 😉

El vestido no sólo es bonito (anoche fue un pequeño triunfo en mi cena de navidad del colegio) sino que además es cómodo, y la tela muy, pero que muy agradable de llevar. ¡Feliz!

DSCF1742 (2)

PD: Si alguien me ve más gorda en las fotos, mejor que no lo comente, ¡¡no nos pasemos de confianza!!

 

 

Anuncios

9 comentarios en “Perfecto”

  1. ¡Pues yo te veo estupenda! 😀
    Me gusta el vestido, me gusta la tela y me gustan las botas con que lo combinas. Te ha salido el vestido perfecto, sin duda (costuras laterales incluídas).

    Me gusta

  2. ¡Te queda genial! Me ENCANTA todo, el patrón y la tela. Es un tipo de vestido maravilloso. ¿Es muy difícil para coser siendo muy novata? Creo que me voy a comprar el patrón, ¡me parece fabuloso!

    Me gusta

  3. Holaa!!
    Que preciosidad de vestido!! Te queda como un guante!! Me encanta!!
    Compraste la tela en “Telas Vicente”?? Yo soy de Granada pero afincada en Córdoba y vivo al ladito de esa tienda… La verdad es que son un poco caras pero tienen preciosidades!! Aunque sólo he comprado una tela para hacerle un vestido a mi sobrina y me atendió “la señora siesa”… jajajajjaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s