¡Abajo la ociosidad!, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Regalos a gogó

285 días (con sus noches)

Hay proyectos que entran en las agujas y salen de ellas en menos que canta un gallo, hay proyectos que se llevan algo más de tiempo, hay proyectos como mi Kisseis, que se ha pasado en las agujas prácticamente un año (285 días, concretamente), y luego hay proyectos como mi Wisteria, que vive en mi cuenco lanero y recibe atención una vez cada 4 meses o menos.

Hoy es el kisseis el que está terminado. Ha sido mi primer chal en lana de grosor lace y ahora no quiero tejerlos en otro grosor. La caída es espectacular, abriga porque es 100% merino y no abulta nada de nada.

Es perfecto.

La lana elegida, 100purewool, llevaba en mi stash desde hace 4 años, regalo de la encantadora Pilar de Mi madeja. Una madeja tan especial no es para gastarla a la ligera, así que la he tenido bien guardada, esperando el proyecto perfecto.

Y el proyecto perfecto apareció el verano pasado, en forma de KAL con no8das, pero por alguna razón mi entusiasmo se diluyó con el paso de las semanas y el proyecto quedó relegado a una bolsa en el fondo de una caja.

Es una de esas cosas que cuesta entender, porque el patrón es divertidísimo (con cuentas y todo… ¡cuentas!) y la lana es gustosísima de trabajar, pero el caso es que aparqué el proyecto y cuando me forcé a recuperarlo flipé en colores! Me ha encantado terminarlo, he alucinado en colores al bloquearlo y he disfrutado como una enana en la sesión fotográfica, a pesar de la presencia de un cisne gigante que intentó atentar contra mi vida…

DSCF3252.JPG

A veces hay cosas que nos enorgullecen más que otras, y éste chal es una de ellas, definitivamente.

Ha sido la primera vez que he puesto cuentas en un proyecto (gracias a MJ, Sagra y Charo por hacerlo posible) y la verdad es que lo he disfrutado muchísimo y además me encanta cómo brillan y la caída que le dan al chal.

DSCF3250.JPG

(En la foto, abajo a la derecha, el campanario del ayuntamiento de Estocolmo, edificio emblemático donde, entre otras cosas se celebra la cena de los Premios Nobel).

Y ahora, ¡fiesta de fotos! (lorza rebelde incluída)

Será que he estado cenando com compañeras de trabajo y vengo tibia de rosado, será que me quedan dos días para mis ansiadas vacaciones de verano o será una combinación de las dos cosas, pero el caso es que estoy de muy buen humor 😀

Feliz jueves, feliz rums!!

Anuncios

7 thoughts on “285 días (con sus noches)”

  1. Sea por lo que sea… viva el buen humor y las cosas bonitas!!!! Estás guapérrima en las fotos (lorzas, excuse me!!???) y el chal es divino. Viendo el tuyo me da una penita extrema del mío… que se quedó tan chico y tan engurruñido!!! Quién sabe… igual se alinea lo que tenga que hacerlo para recuperarlo y convertirlo en algo parecido a tu preciosura.

    Me gusta

  2. Ves a qué horas comento??? La vida no me da pero no me quiero perder ninguna entrada porque perderse obras de arte como ésta sería perder un instante de felicidad para mi cerebro, será porque las lanas se me resisten, pero veo magia en prendas como ésta!!! A lo que voy, si me dices que hay lorzas que haya lorzas!!! Porque me he tirado un rato buscando y no las he encontrado!!! O el corrector te ha jugado una y te referías a las lozas del suelo???

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s