Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Regalos a gogó

Bam! Pow!

La cosa empieza hace unos meses, cuando recibí un mensaje de mi cuñada contando que para el 40 cumpleaños de mi hermano quería montar un vídeo con anécdotas, felicitaciones, recuerdos, y el cumpleaños feliz, claro.

Mi primer pensamiento fue del tipo “qué carajo, cómo va mi hermano a cumplir 40 si yo solo tengo… ¡mierda!”. En fin, que me costó asumirlo pero lo asumí.

La cuestión es que 40 me parecía algo demasiado gordo como para limitarme a una canción, así que pensé en hacerle algo. Y me pareció que los mitones iban a funcionar porque son rápidos de tejer, son suficientes para el invierno cordobés la mayoría de los días y, cómo no, son un poco frikis  (sin ser cantosos).

El problema es la talla, claro. Hice mis cálculos pero obviamente los hice mal porque el primer mitón que salió me queda, literalmente, como un guante. Así que no me quedó más remedio que tejer un segundo par y quedarme el primero para mí.

Los míos los uso casi a diario, y me consta que mi hermano está haciendo buen uso de los suyos también, así que doble triunfo!


Están tejidos en Baby Merino Extrafine de Drops y el patrón, de pago en ravelry, se llama Fightin’ words.

Aprovechemos que es jueves para ir, así como quien no quiere la cosa, a Rums.

Anuncios

11 comentarios en “Bam! Pow!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s