¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal

El alegre

Muchos tenemos en casa una lana que nos da “miedo” utilizar… quizás porque fue cara, o un regalo de alguien especial, o un recuerdo, o simplemente es preciosa. En mi caso se cumplen casi todas estas características excepto la del regalo de alguien especial (a no ser que yo misma cuente como ese “alguien especial”, claro).

Fue una de las primeras madejas que compré después de mudarme a Suecia en 2011, en el primer otoño que pasé aquí. Me costó adaptarme un poco, y comprar alguna madeja de vez en cuando me sirvió un poco como terapia.

Luego la experiencia me enseñó que con una madeja poco se hace, y posteriormente compré una más en los mismos tonos, y una en gris (muy claro casi blanco) para hacer rayas… ¡¡Y de repente apareció el patrón perfecto y la lana resultó ser mucho más bonita de lo que podía haberme imaginado viendo la madeja!!

El jersey pedía a gritos que lo dejase tal cual, sin el detalle en zigzag que lleva el patrón original, y así se quedó. ❤ ❤ ❤

Moraleja: hay que perder el miedo a usar las lanas especiales, porque una vez tejidas no dejan de serlo 🙂

Hoy no sólo es jueves santo… ¡también es día de RUMS!

 

Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Regalos a gogó, swapetines

Sábado (también retrasado) de swapetines 9

De Estocolmo a Asturias

El retraso de esta semana está más o menos justificado. El viernes por la tarde me avisó Graciela, mi swapetina, contándome que ya tenía en sus manos el aviso de correos… ¡qué nervios!

Así que claro, no podía publicar el sábado… durante todo este tiempo he intentado mostrar lo mínimo posible de los calcetines y de la bolsa, y nada en absoluto de un tercer regalito, ¡así que había que aguantar!

Lo de publicar el lunes y no el domingo es la parte del retraso que no está justificada.

En la semana 5 os conté que había tenido un problema y los calcetines que tenía empezados habían tenido que desaparecer, ahora es el momento de contar lo empanada que puede llegar a estar una! Nada más enterarme de quién iba a ser mi “víctima” swapetinera, me puse a investigar, a abrir pestañas y más pestañas de patrones, algunos de sus favoritos, otros de los míos, otros que aún no eran favoritos de nadie… y al final elegí un patrón que tejí para mí el año pasado, que me parecía bonito, divertido de tejer y que además estaba en sus favoritos.

Cuando ya lo tenía enfilado pensé en cotorrear un poco más en su perfil de Instagram, a ver si había una foto de sus piernas en alguna parte (😌), y sí que la había, una foto de sus piernas envueltas en unos calcetines iguales que los que le estaba haciendo yo…. ¡¿cómo se me podía haber pasado?! El caso que pasó y por suerte me di cuenta a tiempo… ¡no me quiero ni imaginar qué habría pasado si no me da por curiosear un poco más, ains!

Ya puesta cambié no sólo de patrón, también de lanas y de agujas! Compré esta madeja de Cascade Heritage Solids en color pumpkin y como estaba en pánico pensé que la mejor opción para evitar que me volviera a pasar lo mismo era tejer los Aguacero Panel Socks, de Kerri Blummer, que estaban recién publicados y era prácticamente imposible que Graciela los tuviese ya!!

Y así de perfectos de talla le quedan a ella!

wp-1491244507913.jpg

Aparte cosí una bolsa de proyecto que, qué queréis que os diga, me parece muy bonita (y quiero una para mí!), compré una sock blank teñida a mano en Litet Nystan, una tienda local, y cosí un osito (con las orejas un poco puntiagudas) para el bebé de Graciela ❤

(El patrón del osito, por cierto, es del libro Zakka Style).

Cuando recibí el email de Graciela en el que me contaba que ya había recogido el paquete casi se me cae una lagrimilla de la emoción y es que, para mí, lo mejor de este intercambio es ver que lo que he preparado con tanto cariño, ha llegado bien a su destino y ha sido apreciado…

Lo segundo mejor de este intercambio es obviamente recibir un paquete!! Y el mío está en camino! Espero que llegue esta semana, porque ya hay mogollón de calcetines recibidos y ¡estoy que me muerdo las uñas de ganas de abrir el mío!

 

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes

Los calcetines del pique

No hay como tener una amiga que se pica igual que tú para tejer unos calcetines… ese pique (sano, por supuesto) hace que termines de tejer los calcetines en un tiempo récord, que te lo pases en grande metiendo el turbo y que acabes sin ganas de ver un calcetín en dos días 😛

20170330_201208.png

(Y no, no me pilló el toro con los swapetines, pero tampoco dejé aparcado el segundo calcetín hasta haberlos terminado!)

Mj, la pobre, acabó el primer calcetín con un dedo accidentado… y yo me quedé como Chandler después de jugar al PacMan…

giphy

Pero mereció la pena, ¡vaya si la mereció! Mis calcetines, tejidos con una lana para calcetines de Regia, me parece que tienen un aire un poco retro (y los de mj, que podéis ver aquí, están tejidos con una lana que necesito mucho!).

El patrón, que además es gratuito, es divertidísimo de tejer (con o sin pique, pero con pique más!). se empieza en la punta, tejiendo al bies, hasta que se da forma al talón en lo que la diseñadora denomina, muy acertadamente, el momento origami. Luego se sigue subiendo por la caña tejiendo al bies, y se remata con un elástico. Es un patrón que destaca más con lanas que hagan rayas o similares y los calcetines son cómodos de llevar (a mí me cuesta un poco pasarlos por el talón, pero no aprietan en ningún sitio ni nada raro!).

¡¡Feliz jueves rumsero!!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personas (y animales) sorprendentes, swapetines

Sábado de swapetines 7

¡Último sábado en que los calcetines están en mi poder! A lo largo de esta semana saldrán en dirección suroeste…


La lana que he usado me gusta mucho, estoy deseando comprar una madeja para mí y hacerme unos calcetines… He usado Heritage Solids de Cascade yarns en color Pumpkin. Ha sido un gustazo de tejer, muy agradable al tacto.

¿Y por qué no envío ya? Porque me queda coser un regalito… El servicio de correos sueco tiene unos sobres prepagados en los que puedes meter todo lo que quieras, hasta dos kilos, sin que cambie el precio, pero si hablamos de volumen la cosa cambia y enviar una caja sale a precio de disparate, así que mi regalo irá en una bolsita de proyecto. Ayer estuve de tiendas y compré esta tela y está cinta tan escandinava, con sus dalahästar ❤


Buen fin de semana!!

¡Abajo la ociosidad!, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca

Esperando a la primavera

Aquí no ha llegado, ni de coña, la primavera, pero las temperaturas han bajado un poquito, prácticamente toda la nieve se ha derretido ya, e incluso hemos tenido unos días de mucho sol… y la gente se ha lanzado a la calle a dar vueltas y a recibir un poquito de vitamina D de la de verdad, no de la que viene en un bote!

20170316_183610.jpg

En esta casa ha sido un fin de semana de mucho pasear por parques y en uno de esos paseos aproveché para que me sacaran fotos de mi sudadera nueva. El patrón es Lynn, de Pattydoo.

Yo tengo un defecto muy feo, y es que si imprimo un patrón de esos de 30 folios, recorto mi talla directamente de los folios una vez he ensamblado el patrón… y al parecer eso no se debe hacer, porque si cambias de talla, como ha sido mi caso, o reimprimes y -¡horror de los horrores!- vuelves a montar el patrón, o apechugas y te haces una prenda de la talla que no es…

Minipunto para quien adivine qué he hecho yo!!

Antes muerta que volver a pasar la tortura de pegar todos esos folios, así que nada, una sudadera un poquito grande, qué le vamos a hacer!

Sea como sea, es bonita, calentita y, sobre todo, muy cómoda!

Feliz jueves de RUMS!

¡Abajo la ociosidad!, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, swapetines, Uncategorized

Sábado de Swapetines 6

¡Madre mía! sexto sábado de swapetines ya… el tiempo vuela, ¿verdad?

La semana pasada me quedé en que había tenido que empezar de cero del todo… el sábado por la mañana monté el primer calcetín y aprovechando que hacía un día de mierda, tejí y tejí… ¡y el domingo estaba listo! No es un patrón complicado el que he elegido, pero es muy bonito (al menos a mí me parece muy bonito) y ha sido divertido de tejer. Además ya que estaba en racha, aproveché para montar el segundo inmediatamente después y… ¡ya están terminados!

Los terminé el lunes, los rematé el miércoles y este fin de semana los bloquearé. No he conseguido a nadie que tenga el mismo número de pie que mi sorprendida, pero pensando en como me quedan a mí y en que tiene un número menos que yo… creo que le irán bien.

Con todo el miedo del mundo os enseño hoy el color de la lana que he elegido… Swapetin/a, ¿te gusta? Si te repele, por favor de los por favores, di algo, que todavía tengo margen para tejerte el mismo patrón en otro color!!!

wp-1489223377222.jpg

Construyendo la pirámide, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes

El pussyhat 

Es 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las redes se llenan de mensajes reivindicativos (al menos las mías están llenas) y yo he querido aportar mi granito de arena tejiendo y llevando mi pussyhat.

 A estas alturas no quedará mucha gente que no sepa lo que representa un pussyhat, pero si queda alguien que no termine de tenerlo claro, Medea Teje lo explica fabulosamente en su blog.

El 8 de marzo tiene una relevancia especial para mí a nivel personal además. Hoy hace un año que mi fantástica ginecóloga me dijo las palabras magicas: “lo que tú tienes se llama endometriosis”. Por suerte no he necesitado cirugía y de momento está todo bajo control con tratamiento hormonal. Y así ha pasado un año sin dolor y sin miedo a mi propia menstruación, un año en el que nada me ha robado 3 días al mes… creo que es algo digno de celebrar, ¿no?
Por cierto, casualidades de la vida, marzo es el mes de la endometriosis. Si alguien interesado en saber más, en este artículo hay bastante información.