¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, Hygge, La gran aventura sueca, Uncategorized

Retroceso

No sé si es la palabra adecuada para titular esta entrada, pero como antónimo de progreso es lo que mejor ilustra lo que ha pasado este fin de semana.

Cuando tejes sabes que tarde o temprano te va a tocar tirar de la hebra, es inevitable y no merece la pena posponerlo. Bueno, lo de si merece la pena o no igual es cosa de cada uno, pero a mí seguro que no me la merece.

El caso es que esta semana he estado a tope con el Hygge, ganchillea que te ganchillea. El sábado terminé de tejer el panel central y el domingo me dispuse a empezar el bordado ❤

Recuerdo haberle comentado a mi marido en algún momento que me estaba cundiendo un montón. A eso de las 7 envié esta foto a unas amigas… y como una media hora más tarde ¡me di cuenta de que estaba mal!

20170924_185500

Miré y conté, remiré y reconté… y nada, mal. Y se nota, claro que se nota, todo el panel está desplazado 2 puntos a la derecha. Si os fijáis se aprecia incluso en la foto, que os puntos centrales de la flor amarilla no quedan alineados con el punto central de la flor del panel anterior…

Ha sido la primera vez que he llorado deshaciendo algo. No es que haya llorado a moco tendido ni nada, pero es que ¡vaya rabia!

20170925_092533

Y después de la fiesta de “desbordar”, llegó el monstruo del que llevaba escondiéndome toda la semana… ¡el radiate!

El radiate está tejido con un grosor DK, pero yo lo estoy haciendo con fingering. Así que antes de montar hice una muestra, medí, conté, calculé… ¡hasta hice matemáticas! Pero no me sirvieron de nada, porque cuando llegué a la cintura y me lo probé… ¡enorme! Tengo prueba gráfica pero me la guardo porque no me apetece poner aquí una foto mía en el cuarto de baño con la barriga al aire, pero vaya.

2017_0916_17022800

Así que ayer saqué la calculadora, puse a mi marido a controlar mis matemáticas, volví a medir… y efectivamente, yo estaba tejiendo la talla XL y debería tejer la L… así que nada, en lo que se tarda en ver un capítulo de una serie pasamos de la foto anterior, a la foto siguiente…

20170925_092626

En fin, que a veces se gana y a veces se pierde, pero cuando se pierde es una mierda.

¡Feliz comienzo de semana!

 

Anuncios
Cámara en mano, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, Hygge, La gran aventura sueca

Hygge 1 y 2

Cuando vi el patrón Hygge en ravelry me enamoré, me hicieron los ojos chiribitas e incluso lo guardé en mi carpeta de favoritos donde guardo los sueños inalcanzables… sólo que este me convenció una amiga para que lo hiciera, y lo voy a alcanzar, no sé lo que tardaré ¡¡pero lo acabaré consiguiendo!!

Es una estola de ganchillo básica y luego va bordada a punto de cruz; nada del último mundo, si no fuese porque el ganchillo no es mi fuerte y la última vez que hice punto de cruz lo hice sentada en un pupitre con un uniforme azul marino…

En dos meses he conseguido hacer dos de las pistas del Mistery CAL (las pistas son semanales, ejem), y ésta es la pinta que mi Hygge tiene ahora mismo:

Se ve bastante deforme pero se arreglará bloqueándolo, ¡espero!

La pista una, la de las bolitas (o como quiera que se llame ese punto, me resultó tremendamente tediosa, la del punto de cruz me divirtió más, ¡así que espero que cada una de las siguientes pistas me lleve menos de un mes!