¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, De palique en el podcast, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, En compañía se teje mejor, La gran aventura singapurense, Negro sobre blanco, Personal, Un libro al mes, Y ahora tengo un podcast

Podcast Episodio – 35 De pompones, borlas y más pompones

Otro más para la colección:

Proyectos:

Lanas:

Otros:

Libros:

¡Gracias!

Anuncios
¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, De palique en el podcast, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura singapurense, Negro sobre blanco, Personal, Un libro al mes, Y ahora tengo un podcast

Podcast Episodio – 34 Mi verdadera naturaleza

Episodio en el que se demuestra que mi verdadera naturaleza es no ser cool:

Proyectos:

Lanas:

Gente:

Otros:

Libros:

  • You Surely Must Be Joking, Mr. Feynman.
  • ¿Está usted de broma, señor Feynman?

¡Gracias!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, De palique en el podcast, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura singapurense, Personal, Un libro al mes, Y ahora tengo un podcast

Podcast Episodio 31 – ¡Hola, 2019!

En el primer epispdio de 2019 os conté todo esto:

Patrones:

Lanas e hilos:

Libros:

  • La librería del señor Livingstone, de Mónica Gutiérrez Artero.
¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, De palique en el podcast, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, En compañía se teje mejor, La gran aventura singapurense, Personal, Un libro al mes, Y ahora tengo un podcast

Podcast Episodio 29 – El ataque de startitis

De todo esto he estado hablando:

Patrones:

Lanas e hilos:

Personas, podcasts y blogs:

Libros:

¡Abajo la ociosidad!, De palique en el podcast, Un libro al mes, Uncategorized, Y ahora tengo un podcast

Podcast episodio 13 – Hacia atrás

Un capitulito más, y aquí andan las notas. ¡Siento el retraso!

De todo esto he estado hablando:

Patrones de punto/ ganchillo:

Libros:

Lanas:

¡Gracias!

 

 

¡Abajo la ociosidad!, Negro sobre blanco, Personal, Un libro al mes, Uncategorized

Leyendo en 2007 (V)

Si la semana pasada la cosa iba de Zafón, esta semana la cosa va de… ¡Zafón!

Al terminarme la tetralogía andaba dándole vueltas a qué leer a continuación y la tienda kindle me sugirió la Trilogía de la niebla, del mismo autor. La compré medio con recelo, porque son novelas para adolescentes y yo la adolescencia acababa de dejarla atrás un par de semanas antes y me sentía especialmente madura y centrada en la vida. Por suerte mi síndrome de Peter Pan no tardó en hacer de las suyas y pude leerme los libros y disfrutarlos.

zafontrilogia

Aunque los vendan como una trilogía, la verdad es que son tres novelas independientes, con un tema o una atmósfera común: la magia, lo sobrenatural, lo inexplicable, la niebla…

El príncipe de la niebla es el primero que me encontré. Trata de una familia, que se muda a un pueblo en la costa en plena II Guerra Mundial, a una casa en la que pasan cosas raras… El príncipe de la niebla es un personaje diabólico capaz de conceder cualquier deseo, ¡pero todos los deseos tienen un precio costoso!

El segundo es El palacio de la medianoche, el que menos me ha gustado de la trilogía. Es una historia de amigos, de hermanos separados al nacer, de siniestros personajes mágicos, trenes y fuego… ¡pero poco convincente!

Y el último, Las luces de septiembre, es el que más me ha agradado de los tres. La ambientación es medio steampunk, en la mansión de un fabricante de juguetes y autómatas, y nada más que eso ya me tenía medio conquistada. Pero es que además la historia me ha parecido más elaborada que las otras dos, y los personajes más creíbles 🙂

¡Feliz lunes!

¡Abajo la ociosidad!, Negro sobre blanco, Personal, Un libro al mes, Uncategorized

Leyendo en 2017 (IV)

Hace ya bastante, cuando salió y era el bestseller por excelencia en todas las librerías de España, mi madre me regaló La sombra del viento dos veces. Me lo leí sólo una y me encantó. Años después Ruiz Zafón ha ido sacando más libros a los que no he echado demasiadas cuentas… hasta este verano, que estuve mirando un poco y decidí darles una oportunidad. Los anoto aquí todos juntos porque, exceptuando el primero que al final sí que me lo he leído dos veces, los demás los tengo bastante mezclados entre sí. Es el precio de leerlos demasiado seguidos, supongo.

zafontetralogia

Era evidente que iba a acabar leyéndolos porque, ¿quién se resiste a algo llamado “El cementerio de los libros olvidados”? Yo no, eso está claro. El concepto de una biblioteca enorme, laberíntica y oculta es demasiado romántico e intenso como para dejarlo pasar, y si ya encima le metes romance, escritores malditos, dobles vidas, misterio… pues nada, que estaba condenada a leerlos (y disfrutarlos).

Me ha gustado mucho ver como la saga crecía, las historias se entremezclaban y al final todo (o casi todo) parecía cobrar sentido. No sé si estaba planeado hacerlo así desde el primer momento, o si fue el éxito de La sombra del viento el que dio pie a que crecieran los otros tres, pero sea como sea el resultado es genial.

¿Queda alguien por ahí que no haya leído a Ruiz Zafón?

¡Feliz lunes!