¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, La gran aventura sueca, Personal, Y ahora tengo un podcast

El otoño

El otoño es mi estación favorita del año, estoy segura de que no es la primera vez que digo algo así. Pero el otoño aquí en Suecia es además sinónimo de oscuridad, de días que se acortan demasiado rápido y, en mi caso, a ratitos,de melancolía también.

Llevamos unos días muy lluviosos, que invitan a no salir y a hacer cosas muy caseras.

La semana pasada, por ejemplo, coincidiendo con que se celebraba en Suecia el día del bollo de canela, me puse el delantal, saqué mi libro de Pan Casero de Iban Yarza (¡espectacular!) e hice una buena hornada de bollitos.

También invitan a tejer y a ver series… hace poco empecé a ver Outlander, pensando que me gustaría, pero creo que la voy a dejar, no estoy muy centrada últimamente y cuando pasa mucho rato sin que suceda nada relevante para la historia (y para mí el 90% del follisqueo de la protagonista es irrelevante), me canso de la serie.

Hoy he encontrado en HBO nordic la miniserie de la BBC basada en The Casual Vacancy, de J.K. Rowling. Son tres capítulos de una hora o así. Muy recomendable, tanto para los que no han leído la novela como para los que sí.

Y además de tejer, hornear y ver series he aprovechado estos días par a grabar un nuevo capítulo de mi podcast y, sobre todo, para editarlo. Para el de la semana pasada, después de varias pruebas e intentos, me.tuve que conformar con grabar con el móvil y editarlo con una app. Creo que quedó decente, dados los recursos que tenía, pero francamente mejorable.

Hoy he editado el segundo con un programa para el ordenador que me encontró mi esposo… ¡y ha merecido la pena el esfuerzo! Si a alguien le apetece escucharme hablar de mis proyectos durante un cuartito de hora largo, en youtube estoy…

Si hay alguien por ahí que se plantee ponerse delante de la cámara y hablar, pero tenga dudas… yo le digo que se lance, que haga una prueba privada y experimente… lo mismo se une al club!!!

¡Feliz semana!

Anuncios
¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, La gran aventura sueca, Personal

He querido escribir

Pues eso, que he querido escribir, pero “no me ha dado tiempo”. Lo pongo entre comillas porque no sé si es verdad o una excusa.

Tengo un chal, terminado, bloqueado y más que estrenado. Es más, tengo las fotografías hechas y subidas a la biblioteca de medios de wordpress desde hace dos semanas… ¿cuánto tiempo se tarda en escribir un poco de texto?

20170408_165117

Hoy esto va de divagar, aviso.

El viernes pasado entré en facebook y entre mis “recuerdos” del día estaba una entrada del blog de hará 4 años, entré por curiosidad, me estuve releyendo y, aun a riesgo de sonar engreída, diré que me gustó lo que leí: estaba bien escrito y me pareció simpático.

Lo (poco) que escribo últimamente no sé si me gusta tanto. Sé que internet ha cambiado, los blogs ya no están de moda, y publicar una foto en instagram es más fácil y rápido, pero a mí es que me gusta escribir… no me importa que me lean 5 personas o 50, sé que ya lo he escrito otras veces, pero lo que me importa es que me guste a mí y útimamente por h o por b, apenas lo hago.

La pasada navidad mi amiga invisible me regaló una agenda preciosa de Lady Desidia. Yo no suelo usar agendas, si acaso libretas, pero es tan bonita que tenía que darle uso, sí o sí. Y se me ocurrió usarla como agenda para planificar un poco lo que tejo, lo que quiero publicar en el blog, cosas así… y resulta que es la mar de práctico, y he pensado trasladar algunas de esas cosas al blog… intentar hacer algún tipo de entradas lo más periódicas posibles, como de libros (y así me obligo a leer más), de mi super estola Hygge, de mis vanos intentos de rebajar stash, o de un proyecto que estamos cocinando mj y yo, y que requerirá de actualizaciones más o menos regulares también.

20170501_223701

Así quizás me dará menos pereza escribir mis tonterías, las que me interesan a mí pero quizás no tanto a los que asomáis por aquí…

Y la entrada del chal, la publicaré el jueves coincidiendo con RUMS, que a mi ego le gusta recibir visitas y Rums es un escaparate estupendo para inspirarse y (espero) inspirar.

¡Feliz semana corta!

 

 

Cámara en mano, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, Hygge, La gran aventura sueca

Hygge 1 y 2

Cuando vi el patrón Hygge en ravelry me enamoré, me hicieron los ojos chiribitas e incluso lo guardé en mi carpeta de favoritos donde guardo los sueños inalcanzables… sólo que este me convenció una amiga para que lo hiciera, y lo voy a alcanzar, no sé lo que tardaré ¡¡pero lo acabaré consiguiendo!!

Es una estola de ganchillo básica y luego va bordada a punto de cruz; nada del último mundo, si no fuese porque el ganchillo no es mi fuerte y la última vez que hice punto de cruz lo hice sentada en un pupitre con un uniforme azul marino…

En dos meses he conseguido hacer dos de las pistas del Mistery CAL (las pistas son semanales, ejem), y ésta es la pinta que mi Hygge tiene ahora mismo:

Se ve bastante deforme pero se arreglará bloqueándolo, ¡espero!

La pista una, la de las bolitas (o como quiera que se llame ese punto, me resultó tremendamente tediosa, la del punto de cruz me divirtió más, ¡así que espero que cada una de las siguientes pistas me lleve menos de un mes!

 

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, Personal, Uncategorized

Con las manos en la lana

Esta mañana me levanté y mientras me tomaba el café de la mañana decidí que hoy iba a ser el día ¡en que iba a organizar mi stash!

He sacado todas mis ovillos, madeja, restos, y proyectos a medias de los distintos armarios, cajas y cestos…

20170412_095003

Ha sido una mañana intensa de clasificar, pesar y fotografiar, aunque gracias a la hoja de cálculo de mi stash que me he descargado de Ravelry he conseguido terminarla en sólo 8 horitas de nada.

He deshecho varios proyectos que no iban a ninguna parte, he colocado en bolsas de proyecto todos los proyectos empezados que quiero terminar, y hasta me he encontrado un proyecto que llevaba al 50% unos 3 años… y que ahora vive en una bolsa de proyecto esperando pacientemente su turno.

IMG-20170412-WA0009

No toda la mañana ha sido risa… algunas bolsas escondían el oscuro secreto que toda tejedora tiene en algún rincón de su casa: “¡vómito lanero!”

IMG-20170412-WA0006

Y así es como ha quedado la cosa:

IMG-20170412-WA0015

El cambio que no se ve, el grande de verdad, es que ahora todas mis lanas están registradas en Ravelry, con sus pesos y (la mayoría) con foto y todo.

Según Ravelry ahora mismo tengo unos 30 km de lana (sin contar con el megapedido que tengo que hacer mañana para tejer mantas de bebé a cascaporro) y eso me produce sólo un poquito pequeño de ansiedad lanera… y necesidad de tejer mucho, mucho, mucho para que esos 30 km se conviertan en algo más manejable.

¡Feliz miércoles y feliz semana santa para todos los que empezáis las vacaciones hoy!

 

Construyendo la pirámide, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes

El pussyhat 

Es 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las redes se llenan de mensajes reivindicativos (al menos las mías están llenas) y yo he querido aportar mi granito de arena tejiendo y llevando mi pussyhat.

 A estas alturas no quedará mucha gente que no sepa lo que representa un pussyhat, pero si queda alguien que no termine de tenerlo claro, Medea Teje lo explica fabulosamente en su blog.

El 8 de marzo tiene una relevancia especial para mí a nivel personal además. Hoy hace un año que mi fantástica ginecóloga me dijo las palabras magicas: “lo que tú tienes se llama endometriosis”. Por suerte no he necesitado cirugía y de momento está todo bajo control con tratamiento hormonal. Y así ha pasado un año sin dolor y sin miedo a mi propia menstruación, un año en el que nada me ha robado 3 días al mes… creo que es algo digno de celebrar, ¿no?
Por cierto, casualidades de la vida, marzo es el mes de la endometriosis. Si alguien interesado en saber más, en este artículo hay bastante información.

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Uncategorized

Querido 2017

Quizás sea ya un poco tarde para hacer una lista de propósitos de año nuevo, pero hasta ahora no he estado lista para sentarme y reflexionar.

Ya hice un pequeño resumen de lo que fue 2016, muy positiva, llena de éxitos (o pequeños triunfos) y con un solo fracaso (que seguramente, si lo pienso, habrá más, pero lo negativo se me olvida fácil), y ahora me apetece pensar en qué me gustaría hacer en 2017.

  1. Leer más: la lectura fue mi fracaso del año pasado, y este año estoy a saco para conseguir superar la canija (para mí) cifra de 18 libros. Y, sobre todo, quiero leerme este libro, que llevo con la trilogía desde hace 4 años!!20170116_142636.jpg
  2. Tejer lo mismo o más pero, sobre todo, tejer más desde mi stash y comprar un poquito menos (pero poquito, que tampoco soy un monje).wp-1484573583280.jpg
  3. Volver a participar en Swapetines, y que vaya todo, como mínimo, tan bien como el año pasado.
  4. Viajar: sé que no viajaré tanto como el año pasado, pero quiero intentar moverme un poco más por Suecia y alrededores.
  5. Coser: desde que nos mudamos en noviembre no he tocado la máquina de coser, y eso que tengo telas, patrones e ideas como para no parar de coser en dos meses! El gran proyecto costurero del año es una chaqueta en paño de lana que quiero empezar en plan ya.
  6. Seguir haciendo deporte.
  7. Socializar: hay un par de grupos de punto que se reunen por aquí, a lo mejor estaría bien dejarme caer por alguno.
  8. Aprender algo: para esto tengo dos condiciones, la primera es que no tiene que estar relacionado con el sueco ni con el trabajo, y la segunda es que tiene que ser presencial y en grupo. Por eso estoy pensando en matricularme en algún curso de algún idioma para principiantes. La oferta es grande, pero de momento estoy mirando cursos de japonés, italiano y portugués.
  9. Cuidar un poquito más el blog: escribir más a menudo y responder a los comentarios.
  10. Seguir sin fumar: no he fumado en la vida, así que no creo que sea difícil seguir sin hacerlo, pero parece que quedaba bien tener una lista con 10 cosas.

¡A tope con 2o17!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Construyendo la pirámide, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Me encanta que los panes salgan bien

Mi nuevo hogar

Antes de ir a pasar dos cálidas semanas en Córdoba estaba pasándolo regular en el trabajo y la razón no era (al menos no exclusivamente) el estrés propio del fin de curso, sino que en el colegio, a veces, me congelo!! Estaba empezando a plantearme llevarme una manta o algo así cuando vi…. ¡el chal-manta!

Se trata del patrón Decemberist de Marilynd. Un chal triangular pero muy alargado que se teje con lana superbulky y agujas de 8 mm. Aproveché que iba a comprar la lana para el regalo de Navidad de mi abuela, y me compré cinco ovillos de Sandnes Fritidsgarn, que aunque es sólo bulky, supuse que me daría el apaño.

Estaba a dos vueltas de acabarlo cuando me di cuenta de que era minúsculo…


Mi consejo de sabios tejedores concluyó que lo mejor era deshacer y empezar de nuevo, así que es lo que hice. Subí a agujas de 10 mm y la parte lisa la hice más grande, hasta 149 puntos. 

En ravelry leí que a la diseñadora le había llevado unas 10 horas tejer el chal y, para darle un poco de vidilla al rollo de haber tenido que deshacer todo (y porque soy un poco friki, para qué negarlo) decidí cronometrarme:


No está mal, ¿no?

Y el resultado tengo que decir que me encanta… en estos días tan fríos que estamos teniendo me está viniendo de lujo, ¡básicamente vivo dentro de este chal! ❄❄


Esta entrada la estoy escribiendo en el tren de camino al curro, usando la aplicación de WordPress por primera vez, así que pido perdón si hay algo raro 😉

Y como es jueves, ¡Rums!