¡Abajo la ociosidad!, De palique en el podcast, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, En compañía se teje mejor, La gran aventura sueca, Negro sobre blanco, Uncategorized, Y ahora tengo un podcast

Podcast episodio 25 – Nueva vida en Singapur

 

Y en este episodio os hablo de todo esto:

Patrones de punto/ ganchillo:

Podcasts y otros amigos:

Lanas:

Otros:

Libros:

Singapur:

¡Gracias!

Anuncios
¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, De palique en el podcast, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, En compañía se teje mejor, La gran aventura sueca, Personal, Uncategorized, Y ahora tengo un podcast

Podcast episodio 22 – Ajustando cuentas

 

Sigo actualizando…

En este capítulo, publicado el 29 de junio, os hablo de muchas cosas:

Patrones de punto/ ganchillo:

Patrones de costura:

Podcasts y otros amigos:

Lanas:

Tiendas:

 

Libros:

Otros:

¡Gracias!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, De palique en el podcast, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, En compañía se teje mejor, La gran aventura sueca, Personal, Uncategorized, Y ahora tengo un podcast

Podcast episodio 20 – Uno con tests

¡A tope poniéndome al día con las notas!

Y en este capítulo, publicado el pasado 21 de mayo, os he hablado de todo esto:

Patrones de punto/ ganchillo:

Gente:

Lanas e hilos:

Libros:

 

¡Muchas gracias!

¡Abajo la ociosidad!, De palique en el podcast, Desvaríos de una mente desocupada, La gran aventura sueca, Personal, Uncategorized, Y ahora tengo un podcast

Podcast episodio 14 – Muchos jerséis

Sigo luchando por poner al días mis shownotes:

 

En este capítulo, publicado en youtube el 12 de febrero, os hablo de estas cositas:

Patrones de punto/ ganchillo:

Podcasts y otros amigos:

Lanas:

Libros:

Otros:

¡Gracias!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal

He estado cosiendo vestidos (4)

Un poco más y me da el verano con las entradas de los vestidos, jajaja.

Lo que me queda por enseñar por aquí es la versión definitiva del Mirri Wrap Dress! La historia de ponerme a coser vestidos como si se acabase el mundo es que mi marido iba a defender la tesis y quería tener algo bonito… Para el día D me puse el Jazzy Jacquard versión 2, pero para la cena me puse este, que me parece más festivo.

En esta versión usé un punto de camiseta de Paapii design y le corregí el fallo que cometí al coser el escote de la anterior. Por lo demás seguí el patrón al pie de la letra y queda perfecto.

En esta ocasión el libro sí es postureo puro y duro, porque no me lo estoy leyendo aún (al menos no me lo estaba leyendo el día de las fotos) y lo cogí porque quedaba bonito y porque no sé posar con las manos vacías!

Sin duda este es favorito de los cuatro vestidos ❤.

¡Feliz día de las Malas Costureras!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Uncategorized

He estado cosiendo vestidos (3)

¡Y sigo con mi saga de los vestidos!

Después de mi versión de prueba del Jazzy Jacquard y de mi versión definitiva del mismo vestido, os enseño la primera versión de otro modelo.

En este caso se trata del Mirri Wrap Dress, de Wardrobe by me. Es el tipo de vestido que creo que me favorece: entallado hasta la cintura y con un poquito de vuelo en la falda.

De la tela para la versión definitiva tenía unos 30 cm menos que los que pedía el patrón, así que compré la misma cantidad de la de prueba, una tela de camiseta en color petróleo, verdoso… llámalo X, soy pésima para bautizar colores.

A diferencia del Jazzy Jacquard este patrón es para coser y cantar, me quedó perfecto de talla desde el primer momento. La parte del cuello puso a prueba mi visión espacial, pero al final se saca.

Perfecto no está, pero me gusta mucho. El fallo más destacable que tiene es que me confundí en un paso y el cuello queda bastante cerrado, pero después de lo descocado que me quedó el primer Jazzy, tampoco viene mal uno un poquito más recatado, ¿no?

Y, bueno, Club de las Malas Costureras, que toca!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Regalos a gogó

Mantas y más (III)

Tres fueron los bebés que llegaron a mi vida a principios del verano pasado… los hijos de dos de mis amigas (I y II), y mi primera sobrina (tengo tres sobrinitos, pero ésta es la primera niña).

¡Por supuesto para ella también había que preparar cosas!

Para la mantita usé la misma lana que para las otras dos, Cotton Merino de Drops, pero un patrón diferente, Zig Zag Baby Blanket, que es básicamente un chevron normal y corriente (lo digo porque el patrón no está disponible ya).

Además le tejí un jersey,  el Snowflake, de Tincanknits, que ya me tejí para mí hace unos años, jeje. Para tejerlo usé una lana descatalogada de Rowan, que llevaba en mi vida desde que me vine a Suecia: Rowan Lenpur Linen, una mezcla de viscosa y lino fresca y con mucha caída.

Y claro está, está, no podía faltarle la bolsita 🙂

Además de preparar este paquetito para la niña, no quise quedarme con las ganas de hacer algo también para su hermano mayor, que es un niño fabuloso en todos los sentidos y, además, es fan total de Studio Ghibli… ¡Así que le hice un Totoro Amigurumi!

20180563_1402352293177671_2109501014523510784_n

Totoro está tejido también con Cotton Merino y algún restillo suelto de otras lanas para los detalles bordados. Ha sido la primera vez que he usado ojos de seguridad para un muñeco y me han encantado… ¡necesito hacer más!