¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Trota, trota, trotamundos soy

Inspirada

Un día, paseando y mirando tiendas así como si nada, caí completamente rendida ante un bolso…

¿270820

Es perfecta, ¿verdad?

Lo que no es tan perfecto es el precio, me temo. Así que decidí hacerme una, mi bolso de inspiración Littlephant.

Mi idea primera era hacer como suelo hacer siempre con los bolsos: calcular las medidas, hacer las mates y dibujar mi propio patrón. Pero estaba cansada y sin ganas de hacer cuentas, así que compré un patrón y… en fin. El propio patrón está bien, pero las instrucciones y la lista de materiales dejan muchísimo que desear, la verdad, así que no pude evitar sentirme un poco estafada, la verdad 😦

20160720_112029
Lo que sobró de mi trozo de tela, casi 5 cm más largo de lo que pedía el patrón.

Sea como sea ha llovido bastante desde que me enfrenté a ese patrón (casi un año en realidad, es que tengo mucho acumulado pendiente de publicar) y las ganas de ponerlo a caer de un burro se me han pasado, ahora prefiero no mencionar el nombre del patrón, y seguir con mi vida costurera.

2017_0415_13572000-1
Paz y amor ❤

Es una bolsa bastante grande, y me viene genial para el día a día, ya que me cabe, de sobra, todo lo necesario para el día: cosas de trabajo, el tupper con la comida, la ropa y las zapatillas del gimnasio, potingues varios para la ducha y hasta el secador! También sirve para un viaje cortito, aunque personalmente prefiero llevar una maleta que vaya rodando a mi lado.

Compré una entretela de la que se usa para entretelar cuero y similares, y decidí hacerle bolsillos externos e internos, para llevar todos los trastes organizados, y ponerle un enganche para las llaves, y otro para el candado de la taquilla del gimnasio.

Y con eso y un bizcocho… ¡a RUMS!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Trota, trota, trotamundos soy

Plateado

Un día cualquiera estás en instagram y ves que tu tienda de lanas favorita ha puesto una foto de unos ovillos preciosos, casi sin darte cuenta te encaminas a la tienda y te haces con 3 de dichos ovillos… y de repente unas personas fantásticas hacen llegar a tu vida el patrón perfecto (gracias, chicas) ¡y ya sólo queda tejer y cantar!

Se trata de Water, de Sylvia McFadden, y es un patrón hermano del famosísimo Waiting for rain de la misma diseñadora, que yo ya tejí en su día. La técnica de alternar punto bobo con calados en vueltas cortas consigue un resultado muy distinto a lo que estamos acostumbrados a ver, así que resulta “refrescante”.

La primera foto ya la enseñé el martes pasado en mi entrada de reflexión bloguera:

20170408_165117

Las fotos aprovechamos para tomarlas un fin de semana que nos fuimos de viaje a Örebro, a hacer un poco de turisteo y a ser un poco macarras en un concierto de power metal.

El chal, en el que por cierto he gastado unos dos ovillos y medio de Lace Lux de Lana Grossa (sospechosamente parecida a Air Lux de Katia, ejem ejem), es bonito, con una caída espectacular y muy favorecedor. Además he tenido la suerte de topar con un muchacho que me ha hecho de modelo 😉

Y si el Castillo, el Trono de Goma, el Hotelazo donde pasamos la noche, el concierto y el grupo y el paseo del día siguiente no fuesen suficientes razones para que me gustase Örebro, os aseguro que esta pizzería sí que lo es:

20170408_145701

¡Mira que es una tontería tremenda, pues todavía me estoy riendo!

¡Por cierto, es jueves!

Personas (y animales) sorprendentes, swapetines, Trota, trota, trotamundos soy

Sábado de swapetines 4

Aquí estamos un sábado más!!

El fin de semana pasado estuve en Córdoba y aproveché las casi 9 horas de avión  (entre ir y volver) para montar los calcetines tienen darles un  un empujón! Ahora mismo tengo el primer calcetín justo al final del gusset.


La idea es terminar ese calcetín hoy mismo y montar los puntos del segundo, para ir avanzando poquito a poco cuando voy a trabajar en el tren. 

Feliz sábado!!

¡Abajo la ociosidad!, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Trota, trota, trotamundos soy, Uncategorized

Recoleta

Compré este patrón en cuanto Joji lo publicó. Como ya me ha ocurrido otras veces que compro un patrón impulsivamente y luego se me pasa el impulso, no suelo comprar ninguno hasta que estoy preparada para tejerlos.

Pero Recoleta fue un flechazo: el cuello, la espalda… todo. El hecho de que la diseñadora fuese Joji Locatelli fue un aliciente más, cada patrón suyo que he tejido se ha convertido en mi favorito instantáneamente. Para mis vacaciones de navidad en Córdoba he empaquetado exactamente tres prendas de lana: mi Dragonflies, mi Japan Sleeves y mi Recoleta.

Bueno, con el patrón comprado desde septiembre, tocaba encontrar la lana ideal, pero eso es algo que ha de hacerse sin prisa. En junio pasamos un fin de semana muy lanero en Londres y allí, en la tercera planta de Liberty of London, aparecieron las lanas que iba a usar.

DSCF3464

Diez ovillos de Rowan tweed, de los cuales he utilizado algo más de siete. Un gustazo de tejer, pese a lo “agreste” del tweed, y de llevar.

He tardado casi 3 meses en terminarlo, pero… ¿quién tiene prisa? las cosas rápidas se compran en zara, lo hecho a mano lleva tiempo ❤

Las fotos están hechas en Córdoba, cerca de donde vive mi madre, aprovechando el buen tiempo que ha hecho estas navidades 😉

Y siendo jueves, pasamos por RUMS, ¿no?

Feliz año nuevo, rumseras!

La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Trota, trota, trotamundos soy, Uncategorized

Ejem

Las vacaciones de verano este año han sido tempranas y breves, porque así lo exigen las circunstancias. Puede ser que en lo que queda de verano se produzca alguna escapada pero las vacaciones, las de montarse en un avión (yo no las concibo ya de otro modo), ya vinieron y se fueron.

Teníamos un plan que entra perfectamente en la categoría de suicida: ir a Córdoba. Quien no haya estado en Córdoba en verano no entiende hasta qué punto es una locura, pero si hay un sobrinito nuevo en el mundo da igual que haya nacido cerca de Orodruin, se coge un avión y se va (y hasta se le teje una manta, pero esa historia vendrá otro día).

Para que las vacaciones pareciesen más vacaciones (y no sólo visita familiar) decidimos pasar un fin de semana en Londres, en plan tranquilo, porque no era la primera vez, así que no había prisa por verlo todo…

Sólo había una cosa que en mis anteriores viajes a Londres no había visitado: ¡las tiendas de lana!

Brevemente temí por mi presupuesto, pero en realidad no estaba muy motivada para comprar, como atestigua esta conversación:

20160630_101121.png

De los creadores de grandes títulos como “De este agua no beberé”, “Esta polla no me cabe” y “Este cura no es mi padre”, llega a sus pantallas… “En este viaje no compraré lana”, la cuarta entrega de la aclamada saga “Cosas que no has de decir”.

14 ovillos/madejas… nada más y nada menos. 10 ovillos de Rowan Tweed compradas en Liberty London, 2 madejas de I Knit or Dye Shangri La, compradas en I Knit London, 1 de Wollmeise Pure 100% Wolle y una de Socks that Rocks Lightweight, compradas en Loop.

Más este alfiletero (al que ni de coña le pienso pinchar alfileres) de Liberty, que compré como compensación por no haberme traído ninguna de aquellas fantásticas telas.

DSCF3490

Una de las razones por las que no quería comprar es que poco antes había encargado esta fabulosa madeja de Greta and the Fibers Silk Me Lace, con la que estoy tejiendo una pasada de chal en el marco incomparable del #kalternagreta16.

DSCF3463

Y, por último, aunque no jueguen en la misma liga que las anteriores, mis Katia WashiKatia Washi, intercambiadas con MJ y con las que me pienso hacer un bolso veraniego (con suerte antes de que acabe el verano…).

DSCF3482

Me he tragado mis palabras, mis pensamientos y he perdido toda la credibilidad…

¡Ups!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Trota, trota, trotamundos soy

LBD

El LBD, o Little Black Dress, es un básico de fondo de armario. Su origen se remonta a los años 20, concretamente a una publicación en Vogue de un vestido negro de Coco Chanel. El concepto se refiere a un vestido versátil, duradero y al alcance (económicamente) de toda mujer.

img-voguefirsts2_165303890612

Fuente: Vogue

Yo tuve uno una vez. Bueno, lo sigo teniendo, pero ya no lo uso. Es un vestido de lino negro, por debajo de la rodilla y tirantes finitos, un vestido que lo mismo me puse con unos complementos bonitos y unos tacones para ir a la boda de una amiga, que con zapatillas para sentarme en el parque a beber litronas zumo.

¡Y ahora lo vuelvo a tener! Uno nuevecito y cosido por servidora 🙂

He vuelto a usar el patrón del Lady Skater Dress, que ya usé en mi (modestia aparte) fabuloso vestido de la navidad pasada, pero modificándole el cuello para conseguir un escote tipo barco. De momento sólo lo he usado en modo turista, con zapatillas de deporte y cazadora vaquera para ir a pasear… Me gusta como queda y creo que también quedará estupendo con tacones (en cuanto me compre unos) y una gargantilla mona en el cuello. Además al ser de tela de camiseta, es cómodo hasta el infinito.

Y tras muchas semanas de ausencia… ¡Rums!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Regalos a gogó, swapetines, Trota, trota, trotamundos soy

Viernes de swapetines (9a)

En esta penúltima entrada swapetinera voy a contaros lo que Thyssly, de tijeras y sartenes, ha preparado para mí.

Es que no sé ni por donde empezar, ¡de verdad!

Lo primero es una bonita bolsa para guardar un proyecto, cosida por ella misma en una tela preciosa… ¿rosa y gris? ¡Sí, por favor!

DSCF2973

Y al abrir la bolsa empieza la magia… Durante todo el intercambio Thyssly me ha cuidado con sus mensajes cada semana, y ha estado pendiente de todos mis mensajes… Hasta me ha contado que estuvo a punto de tirar del hilo cuando dije que suelo usar calcetines tobilleros… MENOS MAL QUE NO LO HICISTE, porque mis calcetines son una maravilla!

¡Tachán!

DSCF2975

Empiezo con mi madeja… 100 g, 420 m de una maravilla color agua Schoppel Cat Print de Admiral… Nunca he tejido con lanas de Admiral y estoy deseándolo!

Cuando la use (por cierto, Thyssly, me apunto a ese patrón!) me acordaré no sólo de mi sorprendida y de lo divertido que ha sido mi primer Swapetines, sino de las fabulosas aguas que he visto estos días en Croacia, tanto en las playas de Marjan hill, cerca de Split, como en las cascadas del Parque Nacional de Krka.

Thyssly ha estado pendiente de mis mensajes y ha tomado buena nota de que, en cierto modo, colecciono filtros de té, de que me pirran las infusiones y de que las de Pukka herbs me tienen últimamente el seso sorbido, así que mi regalazo incluye una caje de dichas infusiones… ¡tres canelas! Imposible describir el sabor que tiene y el aroma que desprenden… ¡gloria! También ha llegado un filtro bañista… me encanta ese filtro, esta tarde mismo lo estrenaré mientras tejo un ratito. Y por último me han llegado unos caracoles que, si no me cuenta en la postal que me ha escrito para qué sirven, jamás lo habría adivinado!

Y para terminar, la joya de la corona, ¡mis calcetines! Me encanta el color, el patrón y me encanta cómo me quedan… ¡son comodísimos! También me ha mandado la lana sobrante, que pasará a formar parte de un proyecto futuro con restos de lanas de calcetines, así que ahí también estará el recuerdo de este intercambio 😉

Me he sacado una foto con una bota puesta para que Thyssly se quede tranquila viendo que me van perfectos, con o sin botas.

Un millón de gracias, ¡has sido una sorprendedora fabulosa!

DSCF2995