¡Abajo la ociosidad!, Desvaríos de una mente desocupada, Uncategorized

Mantener el ritmo

El mes de mayo es EL MES en los colegios suecos, así con mayúsculas y en negritas. Los alumnos de 6º y 9º (el último curso) hacen los exámenes nacionales, algo parecido a la selectividad, pero repartido a lo largo de varias semanas y los profesores nos dejamos la piel buscando huecos en los que poner los exámenes del resto de asignaturas, recuperaciones de exámenes pasados, y corrigiendo, corrigiendo y saliendo a la caza de alumnos para que entreguen lo que tienen que entregar y hagan lo que tienen que hacer…

Yo tengo mi agenda muy bien organizada, lo que tengo que hacer y cuándo tengo que hacerlo. No sólo el trabajo, también tengo planificados los días que voy al gimnasio y mis proyectos de coser y tejer.

De hecho tengo una agenda sólo para eso 🙂

20170515_125459

El viernes pasado llegó a casa un buen cargamento de ovillos para tejer unas mantas de bebé.

IMG_20170512_145106_077

Y también el viernes llegó la primera pista del MKAL de Joji Locatelli… No me quedó más remedio que montar los puntos y empezarlo del tirón, y ahora no me queda más remedio que dar el tirón y deshacerlo, porque no me gusta cómo va quedando.

20170515_131240

En fin, que me planteé lo siguiente, para llegar a todo:

  • En el tren de camino al trabajo: la parte de ganchillo del Hygge.
  • Los viernes por la tarde: el MKAL.
  • Los sábados: el Everyday shawl.
  • Los domingos: el bordado del Hygge.
  • Los lunes por el día: mi chaqueta biker.
  • De lunes a jueves después de cenar: mantas.

A mí me sonaba estupendamente, pero mi marido dudó de que pudiera aguantar ese ritmo muchos días… y tenía toda la razón 😦

La cantidad total de días que he aguantado ese ritmo es cero. El sábado me levanté mala y así sigo -sospecho que con una mezcla de resfriado, alergia y cansancio- de brazos caídos y con el cuerpo destrozado, intentando hacer acopio de energías porque mañana tengo exámenes y no puedo faltar al trabajo.

Saco una moraleja de este fin de semana…

 

Anuncios
Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, Regalos a gogó

Costura

Desde finales de mayo estoy yendo a clases de costura. Me encanta. He hecho ya un par de vestidos, un falda, una camisa, un sarouel, y una falda tutelada con mi amiga Almu que ya enseñaré algún día porque aunque no la he hecho yo estoy bien orgullosa de ella 🙂

Pues bien, desde que estoy cosiendo ropa, siguiendo como mi tendencia monotemática, no he hecho otra cosa, sólo coser ropa (y trabajar, como no…).

Pero resulta que hace ya 5 meses del cumpleaños de mi amiga Mayca y todavía no le había regalado nada. Me pasa mucho últimamente, estoy despistada, se me pasan las felicitaciones y se me atrasan los regalos… pero como reza el refrán vale más tarde que nunca, así que aprovechando que viene de visita, le he terminado esta bolsita de aseo para regalársela, junto a la libreta de Dublín que hay dentro y a un suculento Huesitos.

Y para hacer honor a mi profesora de costura, hasta he hecho un patrón para hacerla… La tela es de las oportunidades de Ikea, y la portada de la libreta lleva fotografías de las típicas puertas de colores de Dublín.

(Click below for the English version)

Sigue leyendo “Costura”

Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, Personal

La felicidad en un pellizco. Un mundo en un pestañeo

A estas alturas, y yo hasta ayer sin saber que ya estábamos a estas alturas…

dscn50811
¿Acaso te crees mejor que yo?, preguntó el lunes al sábado mientras se marchaba airado. No esperó la respuesta de la boca del sábado, ya la sabía y en modo alguno quería oírla. Es triste saberse a veces tan odiado.