¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas

La segunda parte

La entrada del vestido de la señorita Pepis necesitaba una segunda parte porque el propio vestido de la señorita Pepis necesitaba una segunda parte.

Los veranos aquí arriba no son como los veranos cordobeses de calor, calor y más calor. Aquí existe la posibilidad de que refresque, así que hay que estar preparados. Mi primera opción fue combinar el vestido con una cazadora vaquera, pero no estaba segura del rollo country para esa ocasión, ¡y además no tengo botas de cowboy!

wp-1472677356348.jpg

Así que entre costuras y planchas estuve hojeando la misma ottobre (2/2015) de donde saqué el patrón del vestido y vi una chaqueta corta (modelo 5, Ornament), tipo torera, bastante simple… y sin dudarlo me planté en la tienda de telas a ver que encontraba.

Tuve una suerte impresionante: no sólo encontré una tela de punto del color que quería, sino que además era un retal muy rebajado y prácticamente del tamaño que necesitaba: ¡perfecto!

La chaqueta de la revista lleva todos los interiores rematados en bies, pero calculando los metros que necesitaría decidí pasar porque, total, tampoco es que vaya yo con toreritas muy a menudo.

Saqué patrón, modifiqué (12 cm más larga), corté, me probé, estreché, cosí, planché. Ha sido una de mis costuras más rápido y lo mejor es que ha resultado ser ponible!

Las fotos están sacadas en un pueblito pequeño, al que se llega cogiendo dos trenes y un autobús. Nos pegamos semejante paliza de viaje para llegar allí porque había una feria dedicada a la lana!!

Me vine a casa bien cargadita, jejeje

Lanas, pequeño sistema-telar para hacer cinta, aguja de naalbindning, más lanas, un broche para chales, bolsa de tela, otro broche para chales… ❤ ❤ ❤

Y de propina, una flor:

dscf3915

¡Enlazando con Rums y con Fans de ottobre!

 

Anuncios