Regalos

Es importante quererse a una misma, así que hoy me he hecho varios regalos:

  1. Tarde de cine ñoño con Amélie Poulain y Elizabeth Bennet.
  2. Taza grande de café extra calentito.
  3. Un cuadrito de chocolate (bueno, dos).
  4. Sofá y manta.
  5. La capacidad de no ver las cosillas que tengo pendientes.
  6. Abandono total y absoluto al ansia viva de crochetear.
  7. Una barra de pan para cenar un bocata y despreocuparme de la cena.
  8. RUMS, para recrearme e inspirarme aunque no tenga nada que aportar.

Y el cielo se ha encargado de regalarme esta estampa que hace que no me sienta culpable por haber cancelado la clase de spinning que había reservado para hoy.

Galletas

Tras la entrada tonta de esta mañana me había quedado con ganas de galletas, y en días como hoy, pues como que no me privo… Así que he rebuscado un poco por Internet, he comprado unos ingredientes en el supermercado, y me he puesto manos a la obra…

La receta que he seguido es facilísima y, aunque por momentos los ingredientes me han parecido excesivos, la verdad es que el resultado ha merecido la pena (aunque claro, es difícil que algo esté malo si le pones toneladas de mantequilla, azúcar y chocolate, ¿no?). Para variar un poco, en lugar de usar las dos tabletas de chocolate con leche, he sustituido una por chocolate blanco, y he hecho galletas de dos tipos (eso sí, las de chocolate blanco son bastante más feas).

A todo esto, yo estaba haciendo dieta desde ayer

cimg4241

Bizcocho de chocolate, con canela y nueces

No es un secreto que no gusta especialmente cocinar, y que a duras penas me defiendo en la cocina, pero como a quien algo quiere algo le cuesta, y yo quería un bizcocho de chocolate, no me ha quedado más remedio que meterme en los fogones…

Y bueno, no sé si  sido muy osada publicando todo esto antes de que el bizcocho esté listo,  pero en fin, ¡cruzo los deditos!

¡Actualización!

El bizcocho ha quedado de vicio, quizás no se aprecia demasiado la canela, pero igualmente me chupo los dedos…

Me apetece…

… tomarme un chocolate caliente bien espeso,

… que lleguen mis lentillas y se me pase el sueño,

… comprar un té que huela fenomenal,

… que las tardes tengan 20 horas, para pasarlas leyendo y cosiendo,

y subir a la azotea a tomar el sol,

y que no me duela más la cabeza.

dscn4935b2