¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Uncategorized

Sábado de swapetines 5

Esta semana he tenido un problema con mis swapetines, y los calcetines que “enseñé” en la entrada del sábado pasado ya no existen. El mismo sábado, después de haber publicado, me di cuenta de que había elegido mal el patrón… PÁNICO.

20170225_100859.jpg
Ex swapetines

Porque además ya no era cuestión de simplemente tirar del hilo y empezar con un patrón nuevo: tenía que cambiar de agujas, porque las Knitpro de 25 cm que me compré no me gustan nada (30 cm es el límite, más pequeñas me dan dolor) y la lana… aunque me sigue pareciendo preciosa, me estaba resultando incómoda de tejer y ya no sé si era culpa de las agujas o no.

wp-1488623595662.jpg
Lana ex swapetinera

Del tirón me puse a buscar lanas nuevas, elegí con el impagable asesoramiento cromático de mi marido, hice pedido y me puse a tejer a toda mecha para terminar el calcetín que tenía empezado en mis agujas “buenas”.

20170304_113612.jpg
Calcetines NO swapetineros

Sé que a estas alturas del intercambio ya debería estar enseñando o color o patrón, pero la lana lleva en mi poder desde el miércoles sólo… ¡no me siento preparada para enseñarla del todo!

20170304_111350.jpg
Calcetines swapetineros (y sí, eso que se ve es mi dedo gordo del pie).
Anuncios
¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas

La segunda parte

La entrada del vestido de la señorita Pepis necesitaba una segunda parte porque el propio vestido de la señorita Pepis necesitaba una segunda parte.

Los veranos aquí arriba no son como los veranos cordobeses de calor, calor y más calor. Aquí existe la posibilidad de que refresque, así que hay que estar preparados. Mi primera opción fue combinar el vestido con una cazadora vaquera, pero no estaba segura del rollo country para esa ocasión, ¡y además no tengo botas de cowboy!

wp-1472677356348.jpg

Así que entre costuras y planchas estuve hojeando la misma ottobre (2/2015) de donde saqué el patrón del vestido y vi una chaqueta corta (modelo 5, Ornament), tipo torera, bastante simple… y sin dudarlo me planté en la tienda de telas a ver que encontraba.

Tuve una suerte impresionante: no sólo encontré una tela de punto del color que quería, sino que además era un retal muy rebajado y prácticamente del tamaño que necesitaba: ¡perfecto!

La chaqueta de la revista lleva todos los interiores rematados en bies, pero calculando los metros que necesitaría decidí pasar porque, total, tampoco es que vaya yo con toreritas muy a menudo.

Saqué patrón, modifiqué (12 cm más larga), corté, me probé, estreché, cosí, planché. Ha sido una de mis costuras más rápido y lo mejor es que ha resultado ser ponible!

Las fotos están sacadas en un pueblito pequeño, al que se llega cogiendo dos trenes y un autobús. Nos pegamos semejante paliza de viaje para llegar allí porque había una feria dedicada a la lana!!

Me vine a casa bien cargadita, jejeje

Lanas, pequeño sistema-telar para hacer cinta, aguja de naalbindning, más lanas, un broche para chales, bolsa de tela, otro broche para chales… ❤ ❤ ❤

Y de propina, una flor:

dscf3915

¡Enlazando con Rums y con Fans de ottobre!

 

¡Abajo la ociosidad!, Personal, Regalos a gogó, Trota, trota, trotamundos soy

Souvenirs

No hay tejedora que se precie de serlo (o friki de la lana que ídem) que se vaya de viaje y no aproveche para traerse un souvenir lanero o dos.

En mi caso han sido seis.

Hemos pasado unos cuantos días en Noruega y, aparte de ver muchas cosas preciosas, de viajar en tren, autobús, barco y avión, de observar, mirar y comparar, hemos visto también alguna tienda de lana (las que no se escondían a nuestro paso!!) y comprado un mini alijo:

SandnessGarn Sisu en gris, para unos calcetines para el caballero.

Rauma Prydvevgarn en gris y verde, como su propio nombre indica (:P) es lana para tejer con telar, muy áspera, pica sólo de mirarla, pero es la lana de oveja Spælsau, la raza autóctona de Noruega… ¿cómo me iba a venir yo de Noruega sin la lana que usaban los vikingos para hacer velas? Yo, como no tengo barco, me haré un bolso… he de buscar patrón aún.

Y agujas, unas para calcetines del número 2 (también de SandnessGarn) y otras de 80 cm del número 3 (de Du Store Alpakka), que además de ser preciosas en fucsia, me vienen genial porque de ese número sólo tengo de bambú (y esas me las cargo últimamente sólo con mirarlas).

¡Abajo la ociosidad!, Construyendo la pirámide, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes

Esta niña se apunta a un bombardeo

Es algo que mi madre suele decir cuando habla de mí, y las madres tienen razón en un 99,9% de las ocasiones, así que tiene que ser verdad…

Y a esa frase que tan bien me define, voy a añadir yo dos más:

Esta niña no tiene palabra, porque si antes digo que no me gusta Drops Delight (“Odio Drops Delight y no me cansaré de decirlo” fueron mis palabras exactas), antes voy y me compro dos madejas para otro par de calcetines.

Esta niña tiene la cabeza llena de pájaros, porque no contenta con todo el trabajo en clase y en casa (y en el autobús…) que tiene el curso que estoy haciendo en la Uni, me apunto a un KAL detrás de otro (lo cual no quiere decir que los acabe) y compro lana y más lana!

¡Qué le voy a hacer si me ha dado una pequeña fiebre calcetinera!

IMG_7716

El síndrome de las manos inquietas, Personal

Atendiendo a la llamada

Después de darle muchas vueltas, de mirar las web de tiendas de tela cercanas, de escandalizarme con los precios y de ver que, de todos modos, no tenían lo que yo quería, anoche, en ese rato entre la vigilia y el sueño en que los pensamientos corren que se las pelan, me vino una palabra a la cabeza: REBAJAS. La tienda donde compraría habitualmente*si comprara habitualmente en alguna parte, acostumbra a tener telas en oferta todo el año así que en camino me puse esta mañana.

* A mi edad, acabo de descubrir que el verbo soler no tiene condicional, nunca es tarde para aprender algo nuevo.

Iba ilusionada, pero llegar a la tienda y descubrir, no sólo que tienen lo que busco, sino que lo tienen de oferta a mitad de precio, ha sido mucho más de lo que me esperaba ¡premio! Aun así le he dado todas las vueltas que he podido y alguna más pero al final me he decidido y me he comprado las telas para el SAL de Rosy, el abrigo de New Girl:

La que voy a usar de forro también estaba de oferta, de hecho me ha salido bastante más barata que los forros normales y es bastante más bonita y agradable al tacto.

Lo que ha pasado a un ilustre segundo plano ha sido la idea de hacerme una camisa. Aunque hoy llevaba toda la intención de comprar la tela y también había algo de oferta que me podría haber servido, mis ojos se han ido volando al montón de los retales y mis manos han ido detrás tan rápido que antes de que yo misma me diera cuenta, tenía este trozo en las manos:

DSCN7650

No lo he medido aún, pero es bastante grande, yo creo que me dará para un vestido de verano. Ahora toca pensar en el diseño 🙂

Tener todas estas telas bonitas a la espera de mis tijeras me produce un poco de vértigo después de tanto tiempo sin coser nada pero… No pain, no gain, no? Espero que lleguéis a ver los resultados, ¡eso significará que el barco no ha naufragado!