¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, La gran aventura sueca, Personal

He querido escribir

Pues eso, que he querido escribir, pero “no me ha dado tiempo”. Lo pongo entre comillas porque no sé si es verdad o una excusa.

Tengo un chal, terminado, bloqueado y más que estrenado. Es más, tengo las fotografías hechas y subidas a la biblioteca de medios de wordpress desde hace dos semanas… ¿cuánto tiempo se tarda en escribir un poco de texto?

20170408_165117

Hoy esto va de divagar, aviso.

El viernes pasado entré en facebook y entre mis “recuerdos” del día estaba una entrada del blog de hará 4 años, entré por curiosidad, me estuve releyendo y, aun a riesgo de sonar engreída, diré que me gustó lo que leí: estaba bien escrito y me pareció simpático.

Lo (poco) que escribo últimamente no sé si me gusta tanto. Sé que internet ha cambiado, los blogs ya no están de moda, y publicar una foto en instagram es más fácil y rápido, pero a mí es que me gusta escribir… no me importa que me lean 5 personas o 50, sé que ya lo he escrito otras veces, pero lo que me importa es que me guste a mí y útimamente por h o por b, apenas lo hago.

La pasada navidad mi amiga invisible me regaló una agenda preciosa de Lady Desidia. Yo no suelo usar agendas, si acaso libretas, pero es tan bonita que tenía que darle uso, sí o sí. Y se me ocurrió usarla como agenda para planificar un poco lo que tejo, lo que quiero publicar en el blog, cosas así… y resulta que es la mar de práctico, y he pensado trasladar algunas de esas cosas al blog… intentar hacer algún tipo de entradas lo más periódicas posibles, como de libros (y así me obligo a leer más), de mi super estola Hygge, de mis vanos intentos de rebajar stash, o de un proyecto que estamos cocinando mj y yo, y que requerirá de actualizaciones más o menos regulares también.

20170501_223701

Así quizás me dará menos pereza escribir mis tonterías, las que me interesan a mí pero quizás no tanto a los que asomáis por aquí…

Y la entrada del chal, la publicaré el jueves coincidiendo con RUMS, que a mi ego le gusta recibir visitas y Rums es un escaparate estupendo para inspirarse y (espero) inspirar.

¡Feliz semana corta!

 

 

Construyendo la pirámide, El síndrome de las manos inquietas, Embadurnada de harina..., La gran aventura sueca, Personal

Proyectos de verano

Quedan ocho días para mis vacaciones de verano. Ocho. Lo pienso y me entra tal felicidad que no puedo evitar dar unos saltitos… Tengo unos días de trabajo de oficina y luego una semana de escuela de verano… y a volar!

Así que, aprovechando que por fin ha llegado el buen tiempo, que ha salido el sol, ha florecido todo y que la alergia me está matando, estoy haciendo lista mental de todo lo que tengo planeado (otro motivo para dar saltitos de alegría):

Mi vestido de corazones:

Éste está casi terminado. Tuve un flechazo instantáneo con la tela y el plan es terminarlo esta tarde y estrenarlo en el picnic de fin de curso del colegio.

wpid-img_20150607_114721230_hdr.jpg

El precioso organizador de Zakka Style:

Tengo elegidas las telas y sólo me faltan un par de detalles, como la cremallera, por comprar. Como será una costura en compañía, llegará cuando mi compi esté lista también.

wpid-img_20150607_113541275.jpg

El Camelia Tee:

Un top de lino que estoy tejiendo desde hace semanas y que abandoné para hacer mi test. Espero retomarla en cuanto acabe el vestido de corazones.

© Anna Nilsson
© Anna Nilsson

Una camiseta:

Me lo pasé muy bien comprando esta tela, y además es otra costura en compañía. Todavía no está decidido el patrón, lo que está decidido es que la camiseta va a ser una pasada.

wpid-img_20150607_114752824.jpg

Jujuba, un jersey de verano:

Llevo con este jersey en cola y con el hilo comprado desde… 2011! Yo creo que ya va tocando tejerla, ¿no?

© irinahere
© irinahere

Eso para empezar, la caja de las telas es grande y la bolsa de las telas está desbordada, así que espero que vengan muchos más proyectos veraniegos 😀

Ahora mismo tengo los ingredientes de un bizcocho esperándome en la cocina junto a un tarro de mascarpone y a una tarrina de fresas… Se avecina un buen día, os deseo lo mismo!

Cámara en mano, Construyendo la pirámide, Desvaríos de una mente desocupada, La gran aventura sueca, Personal

El noticiero :P

Cuando se trata de dar noticias hay, a grandes rasgos, dos tipos de personas. Por un lado están los que te cuentan las noticias casi antes de que pasen, y por el otro están los que casi necesitan tener la noticia firmada ante notario antes de contarla.

Yo estoy en el segundo grupo, de hecho soy la presidenta del segundo grupo. Por ejemplo, para acceder al curso de sueco en la universidad tuve que hacer una prueba de acceso y luego mandar una serie de papeles y hacer unas gestiones. Bien, en los primeros días, a pesar de tener un mensaje que decía “Admitido”, a pesar de haber hecho todas las gestiones y enviado todos los papeles, no se lo conté a nadie, por si se habían equivocado. Es más no se lo conté a prácticamente nadie hasta que el curso llevaba una semana empezado, no fuera a ser que se hubieran equivocado ¡¡y me mandasen a casa!!

¿Ridículo? Seguramente, pero no es una de esas cosas que me apetece cambiar.

wpid-img_20150531_215846918.jpg
Gamla Stan, el casco antiguo de Estocolmo, visto desde un barco al atardecer. (Porque las entradas sin foto son más aburridas).

Y todo esto viene a que ya es oficial, he renovado mi contrato para el curso que viene y me siento inmensamente feliz. Este primer curso ha sido muy duro: he tenido migrañas, me he enfadado muchas veces, alguna vez he llorado, pero también he aprendido una barbaridad, y no sólo acerca del trabajo en sí.

Lo noto mucho en el idioma, por ejemplo. He mejorado bastante (¡qué remedio!) pero es que además he perdido completamente la vergüenza a la hora de hablarlo. Aunque soy charlatana tambien soy bastante tímida y me cuesta soltarme, así que me siento tremendamente orgullosa. Ha sido un paso muy difícil, pero ya lo he dado y no hay vuelta atrás.

¡Ahora sí que voy a disfrutar de las vacaciones de verano!

Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Regalos a gogó

Tres colores

Me quedaban un par de cosillas por enseñar en el blog de lo que tejí en mi “fase generosa” de las pasadas navidades. Una amiga iba a tener a su primer bebé en enero y en vez de comprarle un regalo, tras preguntarles a los padres qué les parecía la idea, les tejí una mantita la mar de molona.

Tanto el patrón como la lana y la combinación de colores son elección de la madre, la ejecución es mía.

El patrón es muy resultón y entretenido de tejer, seguro que lo repetiré alguna vez 🙂

Con lo que sobró de lana, que no fue mucho, tejí este gorrito (patrón) sin tener muy claro si el tamaño es el adecuado para una cabeza humana… ¡lo veo taaaan chiquito! De todos modos, en caso de que sea demasiado pequeño, siempre habrá algún muñeco en el futuro que lo pueda usar, ¿no?

Las fotos, desde el balcón y con la nieve de fondo, son bastante viejas. La nieve ya se ha fundido y todo empieza a verdear… ¡la primavera está llegando!

Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal

Zorros a porrillo

Dijo un sabio una vez “cuando un tonto coge una senda, la senda se acaba y el tonto se queda”. Y aquí estoy yo, tonta perdida andando por mi senda, a ver hasta dónde llego.

Mi senda es, al parecer, la de los bolsos, creo que es lo que más me relaja coser: planear el modelo, recortar las piezas, montarlas… es casi como jugar con el Tente y además tiene la ventaja añadida de que al no tener talla no hay forma de que me apriete o me quede grande.

No todos los que he hecho me gustan (ni los uso) por igual, pero este último es sin duda mi favorito. La tela de zorros fue un flechazo absoluto y le tengo especial cariño porque fue, junto con la tela de mi sudadera, lo primero que compré con mi primer sueldo de profesora ❤ ❤ ❤

Guardadita estaba hasta que un día me vino la inspiración.

wpid-img_20141206_121819445.jpg

El exterior es loneta de algodón y el interior algo indefinido que compré de oferta. Parece sintético y es por un lado como de melocotón y por el otro más satinado, a saber cómo se llama 🙂 Para que mantenga la compostura le he puesto la entretela más gruesa que tenían en la tienda, la señora me dijo que es la que se usa para cuero.

Como detalles tiene dos bolsillos fuera, un vivo de cordón en las costuras verticales (con bies casero, gracias de nuevo a La inglesita), cinta mochilera de algodón para colgarlo del hombro y una estupenda asita acolchada con restos de sudadera para que quede esponjosita.

¡¡Pues eso, que no me puede gustar más!!

Os presento a mi zorrito de porcelana. ¿Os podéis creer que lo habían relegado a la mesa de los productos de liquidación sólo por tener la nariz despintada?

IMG_0187Es jueves, feliz rums 🙂

596b1-rums¡¡¡ACTUALIZACIÓN!!! A la tela de zorros le han salido muchas fans (cosa que no me extraña), así que aquí os dejo el enlace a la tienda.

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal

Con pinzas

Las navidades pasadas, al ir a casa de vacaciones, intenté arrancar el coche después de varios meses durmiendo el sueño de los justos… no hay ni que decir que se negó en redondo, el pobre ni resoplaba al intentarlo… llamé al señor de las pinzas que me lo resucitó sin darme demasiada esperanza: mi coche había estado muerto y ahora conducía un zombie móvil, una aberración a cuatro ruedas condenada a morir definitivamente… Y así sucedió, quiso el zombie morir en un polígono industrial enfrente de un taller mecánico en el que le cambiaron la batería y lo dejaron a punto para que ahora sea mi hermano el que lo está disfrutando…

Pos bueno… así estaba esto también, ¿no? con pinzas he intentado rearrancar esto un par de veces desde que empecé la universidad, pero al final está visto que mejor aprovecho y le cambio la batería 😛

En fin, las metáforas mecánicas no son lo mío, lo que cuenta es la intención y, para que se vea que ésta es buena, aquí dejo unas fotillos del proyecto más invernal que he tejido nunca, aunque ya no pegue demasiado a estas alturas…
Se trata de mi tourist sweater y la diseñadora es Joji (ya meses atrás dije que repetiría con ella porque me encanta como escribe los patrones).

IMG_7528

No sólo es mi proyecto más invernal, también es de los más pijos! Aunque la lana la compré a buen precio en ebay, no deja de ser Manos del Uruguay…

IMG_7532Los botones son una lindura, vinieron de Bea

IMG_7530

Y una fotito del paseo del otro día, para que se vea que a esta ciudad ¡ya llegó la primavera!

DSCN8184

¡Feliz y primaveral lunes!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, La gran aventura sueca, Personal

Inesperada

Hoy, aprovechando que estaba sola en casa y que tenía (tengo!) que leerme un puñado de páginas de un libro para entregar un trabajillo mañana lunes, se me ocurre que qué mejor, mientras no necesite estar redactando, que salirme al balconcito a que me dé un poco el sol… Dicho y hecho, me pongo algo calentito en los hombros, un cojín en la silla, cocacola con limón al lado y me siento con los pies estirados, mi libro y mi cuaderno de notas a leer tranquilamente…

Se levanta un poco de aire y me doy cuenta de que hay cositas revoloteando que parecen salir de los pinos… me cae una en el jersey, la cojo para ver qué es y… ¡es nieve!

Resignada recojo mi chiringuito y en menos que canta un gallo ya era invierno otra vez 😀

Sorprendentemente, a pesar de que este año el invierno ha sido largo y estaba un poco cansada de frío y deseando que se fuese la nieve, me encanta esta nevada inesperada… será porque es más fácil quedarse en casa estudiando cuando fuera hace frío, será porque igual es la última de la temporada o a saber por qué…