¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, La gran aventura sueca, Personal, Personas (y animales) sorprendentes

Los calcetines del pique

No hay como tener una amiga que se pica igual que tú para tejer unos calcetines… ese pique (sano, por supuesto) hace que termines de tejer los calcetines en un tiempo récord, que te lo pases en grande metiendo el turbo y que acabes sin ganas de ver un calcetín en dos días 😛

20170330_201208.png

(Y no, no me pilló el toro con los swapetines, pero tampoco dejé aparcado el segundo calcetín hasta haberlos terminado!)

Mj, la pobre, acabó el primer calcetín con un dedo accidentado… y yo me quedé como Chandler después de jugar al PacMan…

giphy

Pero mereció la pena, ¡vaya si la mereció! Mis calcetines, tejidos con una lana para calcetines de Regia, me parece que tienen un aire un poco retro (y los de mj, que podéis ver aquí, están tejidos con una lana que necesito mucho!).

El patrón, que además es gratuito, es divertidísimo de tejer (con o sin pique, pero con pique más!). se empieza en la punta, tejiendo al bies, hasta que se da forma al talón en lo que la diseñadora denomina, muy acertadamente, el momento origami. Luego se sigue subiendo por la caña tejiendo al bies, y se remata con un elástico. Es un patrón que destaca más con lanas que hagan rayas o similares y los calcetines son cómodos de llevar (a mí me cuesta un poco pasarlos por el talón, pero no aprietan en ningún sitio ni nada raro!).

¡¡Feliz jueves rumsero!!

Anuncios