Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Regalos a gogó

Bam! Pow!

La cosa empieza hace unos meses, cuando recibí un mensaje de mi cuñada contando que para el 40 cumpleaños de mi hermano quería montar un vídeo con anécdotas, felicitaciones, recuerdos, y el cumpleaños feliz, claro.

Mi primer pensamiento fue del tipo “qué carajo, cómo va mi hermano a cumplir 40 si yo solo tengo… ¡mierda!”. En fin, que me costó asumirlo pero lo asumí.

La cuestión es que 40 me parecía algo demasiado gordo como para limitarme a una canción, así que pensé en hacerle algo. Y me pareció que los mitones iban a funcionar porque son rápidos de tejer, son suficientes para el invierno cordobés la mayoría de los días y, cómo no, son un poco frikis  (sin ser cantosos).

El problema es la talla, claro. Hice mis cálculos pero obviamente los hice mal porque el primer mitón que salió me queda, literalmente, como un guante. Así que no me quedó más remedio que tejer un segundo par y quedarme el primero para mí.

Los míos los uso casi a diario, y me consta que mi hermano está haciendo buen uso de los suyos también, así que doble triunfo!


Están tejidos en Baby Merino Extrafine de Drops y el patrón, de pago en ravelry, se llama Fightin’ words.

Aprovechemos que es jueves para ir, así como quien no quiere la cosa, a Rums.

Anuncios
¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, Desvaríos de una mente desocupada, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Regalos a gogó

La fabulosa historia del Señor Conejo

Lo gratificante que puede resultar tejer para regalar

El Señor Conejo, aunque entonces todavía no se llamaba así, nació un poco una tarde de verano en el Parque de María Luisa, entre charlas y risas, pastel de zanahoria y vasos de té verde.

Cuando tejo para regalar tejo con todo el cariño y el mimo del mundo (por eso no tejo para regalar demasiado a menudo ni por obligación), pero una vez que el regalo está hecho, no soy de las que van preguntando en plan ¿lo usas? ¿te lo pones? ¿juegas?

Si embargo, que no pregunte no quiere decir que no me guste ver las cosas que he tejido siendo usadas y queridas y cuando alguien me manda una foto o me habla de lo que le tejí me hace una ilusión tremendísima.

Por eso se me puso el corazón tan ternito cuando las pasadas navidades, mucho tiempo después de haber regalado al conejo, hablo por teléfono con mi sobrino que me explica compungido que se le ha perdido el Señor Conejo. Resulta que era un juguete que le encantaba, lo solía llevar consigo a todas partes y, mientras jugaba a recoger cosas en el campo, se le despistó y cuando volvieron a buscarlo ya no estaba.

Por suerte el Señor Conejo es un poco como el Doctor Who y tiene la capacidad de regenerarse en un cuerpo nuevo.

Mismo número de aguja, mismo color… un Señor Conejo que es nuevo pero a la vez es el mismo de antes. De momento me consta que ha estado como mínimo en el Sánchez Pizjuán viendo un Sevilla – Córdoba, ¿será sevillista, cordobesista, o simple fan del bullicio y la diversión?

Jorge, espero que sigas disfrutando del Señor Conejo mucho tiempo y que sigais viviendo muchas aventuras juntos!!

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Personas (y animales) sorprendentes, Regalos a gogó

¡Gané, gané, gané! (I won!)

Hace unos días, al llegar a casa después de salir a mojitear un poco, enciendo el ordenador y me encuentro este mensaje en mi bandeja de entrada de ravelry:

Winner!
Sent at 12:05 AM August 10, 2013
Hi Beatriz,
You are the winner of KnitPro Waves Crochet hooks! Please let us know your mailing address so that we can arrange shipment of your prize. You should expect to receive your hooks in 5-6 weeks.Thanks!
Tras superar la confusión inicial (en absoluto causada por la ingesta de bebidas espirituosas) recordé que había participado en un concurso en la página de facebook de KnitPro (¡gracias, María, por avisar!) y, jolín, ¡pues que he ganado!
Tenía los dedos cruzados esperando que esas 5-6 semanas se tradujesen en 2-3 porque soy muy impaciente y ayer, al bajar a por el pan… ¡sorpresa! estaban ya en el buzón (y seguramente llevaban ahí desde el viernes, porque los fines de semana me parece que no hay reparto de correo…).
Las agujas son BONITAS, y el estuche en el que vienen es muy chulo también, rosa flúor, y con ventanita para ver si están dentro todas las agujas. No creo que llegue a aprenderme el nombre de cada aguja, pero es un detalle simpático 🙂
Mil gracias, KnitPro, me encanta mi regalo 😀
PD: Los ganchillos son de la nueva gama Waves.

Several days ago, when I came home after a night out mojitoing, I found the following message in my ravelry inbox:

Winner!
Sent at 12:05 AM August 10, 2013
Hi Beatriz,
You are the winner of KnitPro Waves Crochet hooks! Please let us know your mailing address so that we can arrange shipment of your prize. You should expect to receive your hooks in 5-6 weeks.Thanks!
After letting go of the initial absolutely-not-mojito-induced confusion I remembered that I had taken part in a giveaway in KnitPro’s facebook page (thanks, María, for letting me know!) and, hey, I won!
I kept my fingers crossed hoping those 5-6 weeks would become 2-3 because I’m really impatient and yesterday when I went grocery shopping… surprise! they were in the mailbox (and had probably been there since Friday, as I don’t think they deliver mail during the weekends).
The hooks are BEAUTIFUL, and the case they come in is pretty neat too! Fluor pink, with a little see through to check easily on the contents… I don’t think I’ll ever get to learn each hook’s name, but it is a sweet idea 🙂
Thank you so much, KnitPro, I really really love them! 😀
PS: The kit belongs to the new Waves series!
¡Abajo la ociosidad!, La gran aventura sueca, Personal, Regalos a gogó

Varsågod och läs!

El sábado pasado fui, tralarí tralará, al centro a comprar lanas. Para mi decepción la tienda estaba cerrada (horario de verano) y me quedé sin comprar nada, pero había una sorpresa para mí en el aire… ¡un libro!

Bueno, más que en el aire estaba en una boca de metro:

https://www.facebook.com/enbokomdan

¿Lo veis ahí, pequeñito, entre los dos carteles?

La persona que lo dejó ahí (los corazoncitos y estrellas me llevan a pensar en una chica, pero nunca se sabe…) se ha propuesto liberar un libro al año día durante un año (tiene un facebook, de donde he sacado la foto anterior, y un instagram). El que yo he encontrado es el número 301. Y me ha hecho una ilusión tremenda! El libro no lo conocía, el autor tampoco, pero tiene buena pinta y me viene genial para practicar el sueco…

Y por una vez, sin que sirva de precedente y con mucha vergüenza, hoy traduzco un poquito de la entrada al sueco 😉

Jag brukar inte skriva här på svenska (av uppenbara skäl!), men jag gör ett litet undantag idag.

I lördags åkte min sambo och jag till Odenplan. Målet var att köpa garn, men affären var tyvärr stängda… snyft…

Tajmning var dock på min sida: jag hittade en bok! Kag kände inte till boken eller förfättaren, men jag ser fram emot att läsa den 😀

Till personnen som gav bort boken: tack, tack så jättemycket!!

¡Abajo la ociosidad!, Personas (y animales) sorprendentes, Regalos a gogó

¡Y a la inversa!

Lo bueno de un amigo invisible es que, después de todo el estrés que se pasa tejiendo para alguien recibes la recompensa de un regalito tejido para ti…

A mí Pepi, que además de cocinar superbien teje a la mil maravillas y muy muy rápido, me tejió este chal tan bonito con una de mis lanas favoritas, Alpaca de Drops, y unos ovillitos, y un alfiler para chal… que ya irán saliendo 😀

IMG_8429¡Mil gracias, Pepi!

Y mientras, el verano sigue, supongo que será por el cambio de ritmo tras el estresante final de curso pero no estoy muy productiva últimamente… tengo un par de cosillas en marcha y, aunque ambas me encantan, me cuesta concentrarme y avanzar mucho: hago media vuelta de uno, lo dejo, cambio, repito operación…

Pero bueno, poco a poco, ¿no? Mientras  ayer me entretuve en hacer esta chorrada, que no es especialmente bonita, pero me alegra un rincón y me aligeró una tarde un poco pesada. Además todos los materiales usados eran “sobras”; restos de lana, palillos del chino y una botella de vinagre vacía, poco más puedo pedir 😉

IMG_8520

¡Abajo la ociosidad!, Negro sobre blanco, Personal, Regalos a gogó

Steampunk softies

Si hay una estética que me fascina es la Steampunk. Es cierto que buscando por internet se encuentra mucha morralla (a mí me gusta especialmente la sección Not remotely steampunk de Regretsy), pero también cosas alucinantes. Me maravilla sobre todo la imaginación que pone la gente en hacer las cosas y el cuidado que dan hasta al último detalle; además me produce una envidia mayúscula ver que la gente tiene dedicación para hacerse trajes enteros con sus complementos… ¡yo no tengo perseverancia para eso, creo!

Pero puede ser que sí que la tenga para hacer alguno de los proyectos que vienen en el libro que me trajeron los reyes magos este año:

steampunkcover

Se pueden ver algunas páginas en amazon.com

La portada es bonita y es físicamente imposible que un libro que se (sub)titula “Muñecos de mente científica de un pasado que no existió” no me guste, pero es que además el interior es lindo hasta decir basta: el paso a paso de cada muñeco está perfectamente detallado y está lleno de dibujos de todo el proceso, y además incluye trucos para conseguir determinados efectos, etc.

Me gustaría mucho hacer alguno de los proyecto pero, aunque no llegara a hacerlo, el libro es precioso per se, para pasar el rato con un té leyendo la historia de cada uno de los personajes…

¡Abajo la ociosidad!, Cámara en mano, El síndrome de las manos inquietas, Personal, Regalos a gogó

Gris

Con lo que estresa la vida, se agradece un proyecto sencillo y rápido que no requiera pensar ni (casi) medir. Y si además no hay que gastar dinero en lana, pues tanto mejor, ¿no?

IMG_7280

Este cuello es para Salva y, como siempre que tejo algo para él, es él quien elige (y paga) la lana, y el patrón. En esta ocasión el cuello es A grey loop, de Helen G., y la lana, Baby Merino de Drops (¡me ha encantado usarla, por cierto!)

IMG_7284
A mí me encanta, qué puedo decir, y tengo el no tan secreto deseo de que se canse de él y deje de usarlo para poder usurpárselo.

🙂